habitos

¿Qué límites debemos poner a nuestros hijos a la hora de colaborar en casa?

Fomentando la colaboración de nuestros hijos con las tareas de la vida cotidiana empezamos a transmitirles la importancia de ayudar a los demás. Si establecemos límites claros para hacer estas labores les estaremos favoreciendo para que las cumplan mejor.

¿Qué es la cooperación? La cooperación o colaboración es la tarea de ayudar y servir, de una manera desinteresada, a los demás. Para que los niños sean personas colaboradoras es necesario que lo desarrollemos en ellos y una buena forma es enseñándoles a hacerlo en casa.

Cuanto más pequeños son nuestro hijos, más estímulo necesitan. Si desde el principio aprenden a colaborar y a asumir responsabilidades, entenderán mucho más rápido el significado de la cooperación. Comprenderán por qué es importante hacer la cama o ayudar en casa. Entenderán que ayudar a los demás es una cuestión de convivencia, de solidaridad, de respeto a los demás y a uno mismo.

Cuando necesitamos decirles que deben hacer algo y “ahora” (recoger los juguetes, hacer la cama, etc.), debemos tener en cuenta algunos consejos básicos que con el uso se convertirán en hábitos.

Consejos básicos:

1. Objetividad: Un límite bien especificado con frases cortas y órdenes precisas suele ser claro para un niño. Por ejemplo, podemos decir: “Da de comer al perro ahora”.

2. Opciones: Podemos darles una oportunidad limitada para decidir cómo cumplir sus “órdenes”.  Esa libertad hace que sientan una sensación de poder y control que reduce las resistencias. Por ejemplo: “Es la hora de hacer la cama, ¿la haces ahora o después de vestirte?”.

3. Firmeza: Cuando se resisten a obedecer, debemos aplicar el límite con firmeza. Esto se cumple mejor con un tono de voz seguro, sin gritos y un gesto serio en el rostro.

4. Acentúa lo positivo: Los niños son más receptivos a “hacer” lo que se les ordena cuando se les habla en positivo. Es mejor decirles lo que deben hacer antes de lo que no deben.

5. Usar un modo impersonal: Si decimos “quiero que limpies ahora”, estamos creando una lucha de poder personal con ellos. Una buena estrategia es hacer constar la regla de una forma impersonal. Por ejemplo: “Son las cuatro, hora de limpiar” y le enseñas el reloj.

6. Explica el porqué: Cuando entienden el motivo de una regla se sentirán más animados a obedecerla. Lo mejor cuando se aplica un límite, es explicarles por qué tienen que obedecer. Al comprender la razón pueden desarrollar valores internos de conducta  y crear su propia consciencia.

7. Firmeza en el cumplimiento: Una norma puntual es esencial para una del límite. Hábitos, rutinas y reglas importantes deben mantenerse día tras día, aunque estés cansado o indispuesto. Si das a tu hijo la oportunidad de dar vueltas a sus reglas, seguramente intentarán resistir.

 

Autor Desconocido

 

Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Directores bei Niños de Ahora
Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva.
El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.
Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva. El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.

To Top