miedo

Mi hijo y sus miedos

Mi hijo mayor solía ser un niño que se preocupaba mucho. Aunque su cuerpo era pequeñito, las preocupaciones que en el albergaban eran muy grandes. Yo deseaba poder tener una varita mágica que las desapareciera de su mente para siempre.

Mi niño ha logrado conquistar muchos de sus miedos. Siempre veía su carita de angustia antes de atreverse a dar el paso y superar sus retos. Y eso le ayudó a darse cuenta de que las preocupaciones pasan con un poco de valor, acompañamiento y paciencia.

¿Y tú, tienes en casa un hijo pequeño con preocupaciones grandes?

Estoy consciente de que no tengo todas las respuestas y de que en muchas ocasiones ha sido difícil ver a mi hijo paralizándose con situaciones que para otros niños son pan comido. Sin embargo tengo varias estrategias que nos han funcionado y que hoy quiero compartir contigo:

Todos sentimos miedo:

Es importante que tu pequeño entienda que todas las personas sentimos miedo. Y que el miedo tiene una función muy importante en nuestras vidas. La primera vez que mi hijo escuchó esto se relajo. No podía creer que hasta papá tuviera miedo.

Pudo entender que lo importante entonces no es sentir miedo, sino lo que hacemos con él.

Escuchar y acompañar:

Lo último que quieres hacerle a un niño preocupado es ignorarlo. Escuchar, hablar y acompañar a tu pequeño con su preocupación es clave para que dé el primer paso: No puede superar algo que esconde o que ignora. A el le ayuda a entenderlo y a ti a estar cerca y alerta.

Para muchos padres puede ser desesperante ver que su hijo tiene miedo y preocupación por cosas que para otros niños son muy fáciles como:

– Dormir solo

– Ver payasos

– Comprar algo en la tienda

– Ir a pijamadas o campamentos, etc…

Por lo mismo, puede ser muy fácil que comiencen a ignorar ese comportamiento. Sin embargo, esto lejos de ayudar al pequeño puede alejarlo de ti.

Empoderar:

Como lo comenté antes, el miedo es parte de la vida de todos los seres humanos. Lo importante no es tener miedo sino lo que hacemos con el. Aquí es básico que el niño comprenda que tiene dos opciones:

1) Darle poder al miedo

2) Quitarle el poder al miedo

Ej: Puedo quedarme paralizado de miedo en la orilla de la alberca mientras mis primos y amigos juegan divertidos; o puedo atreverme a entrar al agua y conquistar mi miedo.

Para Diego este fue un paso muy importante y empoderante en su vida

Busca ayuda:

Si tu hijo tiene tantas preocupaciones y miedo que sientes que le impide funcionar bien en su vida diaria es importante que tomes acción ahora. Entre más pronto mejor.

La terapia de juego puede hacer maravillas en la vida de tu hijo

¿Qué miedos tiene tu hijo? ¿Cuáles han dejado una huella profunda en tu corazón? Me encantaría conocer tu historia, compártenos qué decides hacer ahora.

Con amor

Gaby González

Te interesa. ¿Qué hacer si tu hijo despierta por las noches? Da clic aquí para leerlo. 

Cómo lidiar con las pesadillas  de los niños. Clic aquí para leerlo.  

Gaby González
Sígueme

Gaby González

Orientar y preparar a padres y maestros en cuanto a cómo acompañar, guiar y educar a los niños y adolescentes de ahora, teniendo en cuenta las características únicas de las generaciones más recientes y los cambios en el entorno sociocultural del momento histórico que atravesamos.
Gaby González
Sígueme

Últimos artículos de Gaby González (Ver todo)

Gaby González

Orientar y preparar a padres y maestros en cuanto a cómo acompañar, guiar y educar a los niños y adolescentes de ahora, teniendo en cuenta las características únicas de las generaciones más recientes y los cambios en el entorno sociocultural del momento histórico que atravesamos.

To Top