4_portada_37_8_14_5_9_115_portada

Lo que desconocen los hombres que no tienen una hija

 

“Cuando tuve mi primera hija no sabía qué hacer, no entendía nada, luego mis amigos también tuvieron hijos y por estadística entre ellos había varoncitos. Luego nació mi segunda hija y en ese momento entendí; entendí que sé algo que no saben aquellos que tienen hombrecitos“. Este hombre nos comparte eso que seguramente saben muy bien aquellos padres que tienen hijas:

-Cuando ella dice ”Mamá es linda pero mi papá pica“ y contra toda lógica, tú también quieres ser “lindo”. En todo caso también quieres que ella piense que lo eres (a pesar de tu barba).

-Sabes que elegir entre las braguitas de gnomos o maripositas es una decisión muy importante que hay que hacer cada mañana. Y si por error eliges las mariposas cuando había que elegir gnomos todo el día puede echarse a perder.

-Sabes hacer trenzitas y seguramente ni sabes cómo es que lo sabes.

-Te han pintado o te pintarán las uñas, así que afróntalo como hombre, en silencio y asúmelo. En cualquier caso no tienes escapatoria.

-¿Para qué ver el campeonato mundial de futbol cuando Campanita aún no ha recuperado por 15ª vez el polvo de hada azul? ¡Hay cosas más importantes en la vida que el futbol, señores!

-Cuando ella te dice ”papito” y sonríe eres capaz de darle todo: dinero, la casa, el automóvil, y tu última camisa. (que bueno que ella no lo sabe).

-Cuando ella viene en la mañana con su cobijita y te abraza con sus manitas chiquititas sabes que eso, amigo mío, es amor eterno e incondicional.

-Aunque vivas con una hace al menos un par de años y veas como otra crece ante tus ojos, aún no entiendes a las mujeres, lo que sí sabes es que tu vida sin ellas no sería nada.

Fuente: WoMo

Papás y mamás de Ahora, ¿qué le agregarían a esta hermosa lista?

Coméntanos, qué es lo que desconocen los papás (y mamás) que no tienen un HIJO.

Te interesa: Manifiesto para niñas: Clic AQUÍ para leerlo. 

Manifiesto para niños. Clic QUÍ para leerlo. 

 

 

 

 

portada-3

¡Jajajajaja! Acabo de leer este blog de Mike Julianelle, un papá genialmente irreverente que relata cómo sus experiencias con su pequeño están “destruyendo” su vida social… Si prestas atención, notarás cómo esconde su dulzura y amor por su hijo tras sus insinuaciones sarcásticas y su extraño sentido del humor. OJO: se necesita de un cierto grado de “irreverencia parental” para apreciarlo 😉 Aquí está:

-Como mamá/papá, tu itinerario con frecuencia es dictado por las necesidades de tu hijo, en especial si es pequeño.

-La necesidad de llegar con él a casa para su siesta, así como la de que llegue a la cama desde antes de que se ponga el sol, puede arruinar tu día. Estar secuestrado(a) en tu casa unas horas generalmente es mejor que lidiar con un berrinche en público con un pequeño agotado, así que a veces el encierro vale la pena. Aún así, criar a tu pequeño(a) puede ser algo sofocante.

-De hecho, resulta bizarro cuántos aspectos de la experiencia de la paternidad son similares a la vida en una cárcel. Hasta con un pequeño y sádico guardia con complejo de Napoleón. ¿Lo has notado?

Diez maneras en las que tener a un hijo pequeño se parece a vivir preso:

1) No puedes hacer nada sin supervisión constante.

2) Cada mañana comienza con alguien gritándote para que te despiertes.

3) Siempre estás aterrorizado(a) de que algo malo pasará…

Clic AQUÍ para seguir leyendo. 

To Top