blog

La riqueza que le dejas a tus hijos y no cuesta ni un peso

Cuando tienes hijos y los amas profundamente, buscas ofrecerles lo mejor, en muchas ocasiones enfocado hacia los bienes materiales.

A veces es difícil poder distinguir entre lo que realmente necesitan de lo que tú crees que necesitan.

Es importante ofrecerles esos “bienes materiales” como una necesidad física por cubrirse: alimento, vestido, etc., pero también hay otros bienes que les pueden dar más riqueza de la que piensas.

Una de las más importantes… ¡Disfrutar el momento! Esta es una guía que te puede ayudar.

Conocer su país

No sólo viajar, sino salir y caminar por tu colonia, mirar los negocios que hay, descubrir estilos de casas, formas de vivir.

Dormir bajo las estrellas

Mientras no llueva, una noche calurosa o acampar en algún bosque puede ser una excelente opción, mirar al cielo y descubrir un universo más allá.

Olvidar de las tablets y celulares por un fin de semana

¿Qué pasa cuando te quedas sin celular por algunos momentos? Descubrir lo que puedes hacer sin ellos, es ser creativo en buscar nuevas formas de diversión.

Experimentar nuevos sabores

Probar la comida más cara o más barata en un restaurante, probar comida de otros países aunque te parezca rara.

Ofrecer tu tiempo a los demás

Si tienes tiempo libre, buscar ofrecérselo a alguien que lo necesite, para una mudanza, para ir por un helado, para ir al super.

Bailar sin inhibiciones

En ocasiones bailas para que te vean y otras para que no te vean, baila disfrutando la música sin pensar si alguien te está viendo.

Besar mucho

Si preguntar, robando el beso, preguntando, casados, de novios, como primer beso, todas son experiencias que podrás contar, recordar y volver a vivir.

Escuchar las historias de alguien de 80 años

La experiencia puede ser muy entretenida, sobre todo cuando escuchas historias de tiempos pasados, en los que ni siquiera te imaginabas cómo habrían podido ser las cosas.

Escuchar las historias de alguien de menos de 6 años

Y escuchar a alguien menor que tú es volver a descubrir el mundo y sorprenderte nuevamente de lo que ya no te acuerdas que te sorprendió.

Hacer y dejarte hacer un masaje

Sobre todo si estás cansada, te duele la cabeza, te sientes con demasiado estrés o con muchas tareas, tómate unos minutos para consentirte.

Leer un libro una noche completa

Cambia el maratón de series por un libro con una sola historia, los detalles no serán los que alguien más imaginó, sino los que tu mente creó.

Cultivar tus propios vegetales

Hacer tu huerta ya sea para comerte los vegetales o únicamente para probar tus habilidades como jardinero, podrías llevarte gratas sorpresas.

Caminar bajo la lluvia

Aunque lo odies, a veces te ayuda a pensar, a desahogarte o a divertirte. Después de eso, disfrutarás mucho ropa y comida caliente. ¡Delicioso!

¿Cuál es la riqueza que le dejas a tus hijos?

-Anónimo-

To Top