1

Hijos huerfanos de padres presentes: La historia de Sandra

Hace un par de años Elisa, la mamá de Sandra, me trajo a su hija porque la veía muy apática y rebelde. Elisa había asistido a un curso conmigo, y se dio cuenta de que había sido muy indulgente con su hija, con quien ahora no podía entablar una conversación. La chica tenía 16 años, y accedió a venir a consulta, incluso la pidió (cosa que rara vez sucede en un adolescente).

Traía un corte moderno en su pelo negro, con un corte diagonal y un mechón morado. Cargaba una paleta en una mano y su celular en la otra, mochila deshilachada al hombro. Mientras se sentaba, terminaba de enviar un What’s a sus amigos sonriendo. Se desploma sobre el asiento, blusa por fuera, con un aire de despreocupación total.

Fue sorprendentemente abierta en la primera sesión. Yo no era la primera terapeuta a quien visitaba. Por una parte, al contarme lo que hacía, parecía probarme, como para ver si me espantaba. En el fondo podía notar como realmente esto era un llamado de auxilio.

Me contó cómo asistía a una preparatoria privada de cierto renombre, con un modelo académico tipo universitario – de puertas abiertas. Asistía a clases lo menos posible, prefiriendo irse al parque que estaba cruzando la calle a fumar mota (marihuana) con sus amigos y amigas. La moda ahora era besarse e intercambiar parejas sexuales entre todos y todas, y ella se declaraba a sí misma bisexual.

Elisa no sabía lo que sucedía, y aunque sospechaba que su hija tomaba alcohol en las fiestas de sus amigos, no creía que fuera más allá. Como muchos padres, trataba de negar lo evidente. El curso parece haberle abierto un poco los ojos.

Sandra era la hija única de dos padres preparados, trabajadores y exitosos, que habían procurado darle todo. Por años habían estado tan inmersos su desarrollo profesional, como bien sus padres les enseñaron que debían hacerlo, que dejaron de estar presentes con su hija después de sus primeros años en la escuela. La culpa que sentían por este abandono les llevaba a compensar con regalos y permisos, y por qué no – “Siempre ha sido muy buena alumna,” aseguraba Elisa.

Ya muy dentro de la sesión, le regreso una pregunta que, indirectamente, ella había formulado:

Gaby: ¿Y qué crees que quieren tus padres para ti?”

Sandra: “Yo sé que mis papás quieren lo mejor para mí, pero no tienen idea de qué es lo mejor para mí. Ni tampoco de qué es lo mejor para ellos. Son esclavos del trabajo, siempre están cansados, nunca estuvieron conmigo. La verdad ya ni me interesa, yo ya tengo mi vida y créeme, es mucho mejor que la tuya y la de ellos. Siempre me exigieron que fuera la mejor y que les diera las mejores calificaciones. ¿Para qué? ¿Para terminar como ellos? No gracias.”

A pesar de, o quizás debido a, su exceso de seguridad en sí misma, no quería ver cómo estaba totalmente perdida. Cómo sus acciones y sus decisiones le estaban conduciendo por un camino caótico y peligroso.

Como Sandra, muchísimos adolescentes hoy viven escapando, sin una guía firme ni una dirección en sus vidas.

Los padres de Sandra tienen mi edad. Entiendo perfectamente cómo fuimos “entrenados” para perseguir la zanahoria – el éxito en la carrera y la profesión. ¿Al grado en que todo lo demás sea secundario? Sandra tiene razón en esto: sus padres no le dieron prioridad a ella. Detrás de su máscara de omnipotencia y apatía, hay una niña muy dolida, resentida y enojada. Y lo que ella necesita ahora, y siempre ha necesitado, es a unos padres bien presentes.

¿Cuán presente has estado con tus hijos? Te invitamos a reflexionar al respecto. Hacemos un llamado a los padres de ahora a abrir los ojos. Los terapeutas estamos para apoyarles, pero sus hijos necesitan de ustedes. Prepárense para ejercer una paternidad efectiva.

COMPARTE este mensaje. Ayuda a que más madres y padres abran los ojos y estén realmente presentes.

 

Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Directores bei Niños de Ahora
Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva.
El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.
Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva. El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.

To Top