eltiempo

El tiempo de los hijos

Cuando formamos una familia y empezamos a vivir la llegada de los hijos gran parte de las metas personales cambian de prioridad “porque los hijos no esperan”.

Hay un tiempo para tener a los hijos en los brazos,
para contarles cuentos,
para enseñarles lo bello de la naturaleza,
para llevarlos al parque.

Porque los hijos no esperan,
hay un tiempo para tenerles paciencia,
para mostrarles el amor,
para responderles a todas sus preguntas,
hay un tiempo para enseñarlos a hacer caso,
un tiempo para enseñarlos a conocer la paz y la generosidad.

Porque los hijos no esperan,
hay un tiempo para verlos partir valientemente a la escuela
y ver cómo van creciendo y teniendo sus propios intereses.

Hay un tiempo para enseñarlos a ser independientes,
a tener responsabilidad y autodisciplina.
Hay un tiempo para ser firme al mismo tiempo que amoroso porque pronto llegará el momento de dejarlos partir
y de cortar los lazos que lo sujeten a la familia.

Todo esto representa diez y ocho preciosos años para educarlos y prepararlos para la vida a que sean gente de bien.

Te interesa: El cerebro también se ejercita. Clic AQUÍ para saber cómo y los beneficios. 

Porque los hijos no esperan,
la limpieza de la casa, los amigos, las reuniones,
el trabajo y los viajes si pueden esperar,
ya que llegará el momento en que en su casa ya no habrá juguetes tirados, ni manitas que abran la puerta de la recamara por la noche, ni gritos ni pleitos entre los hermanos, ni llantos, ni desvelos por enfermedades, ni festivales escolares, ni rodillas raspadas.

El tiempo de los hijos es uno en que su mayor felicidad es el regazo y los brazos de su papá y su mamá por lo que no hay que dejarlo pasar sin su presencia oportuna sus cuidados y su amor.

El tiempo de los hijos es uno y la presencia de sus padres son las vitaminas de amor para su alma que les permite crecer fortalecidos para ser gente de bien.

Autora: Diana Rodríguez de Ibarra.

Te interesa:

El daño que causamos a los hijos cuando estamos divorciados sin estarlo. 

To Top