divorcio

Cómo plantear la separación a los niños

Antes que compartirte algunos tips sobre cómo plantear la separación, me parece importante aclarar que existen tantos tipos de personas como situaciones y por lo tanto diversos contextos en los que las personas se separan. Sea cual sea tu situación esta guía te ayudará a ver que en algún punto puedes elegir hacer las cosas desde la paz y la consciencia. Con la intención de durante el proceso las personas a quienes amamos incluyéndonos a nosotros mismos salgamos lo menos lastimados posible, ya que de entrada es un tema doloroso y un desafío que pone a prueba nuestros verdaderos sentimientos.

Lo primero y más importante de todo es que para plantear una separación es necesario que en medio de la crisis y el dolor hagas un alto, respires, te conectes contigo mismo y escuches la voz de tu corazón. Que es lo que realmente quieres para este proceso. ¿Cómo te gustaría que se desenvolvieran las cosas?, esto te dará claridad y una perspectiva más amplia.

Necesitas encontrar esa claridad para saber qué pasos vendrán a continuación en tu vida. Y a pesar de que la experiencia puede resultar como un salto al vació, conviene reflexionar sobre puntos que te traerán de vuelta a la tierra.

La separación es un cambio fuerte para todos así que primero asegúrate de saber físicamente que sigue. ¿Te saldrás a buscar casa? ¿Tu expareja es quién se ira? ¿A dónde? Y, ¿Qué pasara con los niños?, ¿en dónde pasarán la mayor parte del tiempo?, ¿Qué días y horarios tendrán para compartir con ambos padres?, ¿De qué forma se repartirán ahora las responsabilidades?

Cuando tenemos claridad sobre lo que va a ocurrir esto nos genera tranquilidad y entonces desde ahí, podemos plantear una separación sana basada en el respeto y el amor a todos los miembros de la familia.

Te interesa: ¿Qué es la alienación parental y cómo evitarla? Clic aquí para leer. 

Los niños necesitan saber cada paso, esto les reduce la ansiedad que se genera por la separación.

A continuación, vamos a enumerar algunos de los puntos más importantes:

  1. Una vez que sepan que sucederá y comiencen los acuerdos entre ambos padres podrán comenzar el proceso.
  2. Ir preparando el terreno: no es aconsejable que los niños sepan con muchísima anticipación que la separación sucederá. Pero tampoco es aconsejable decirlo sin preparación previa.
  3. La preparación será una conversación casual en donde se le dé algo de información al niño para que vaya integrando la experiencia. Por ejemplo, mientras estas lavando los trastes o manejando puedes comentar al niño algo así como: ¿Haz notado que papa y mamá ya no pasan tanto tiempo juntos?
  4. Prepárate para recibir la reacción emocional que sea cuando el momento de hablar con los niños se dé. Intenta estar tranquilo, no hacer un drama o convertir la situación en algo trágico. El dolor y la tristeza estarán presentes quizá, y eso es normal, dale la bienvenida a las lágrimas si surgen, pero mantén tu corazón centrado en la confianza de que todo estará bien.
  5. También de forma causal sin mucho preámbulo aprovechen algún momento en el que se sientan tranquilos y estén todos para hablar. Que hable primero el que menos afectado se sienta emocionalmente y comiencen un diálogo sobre el cambio que vivirá su familia.

Cuando los niños son muy pequeños puedes decir algo así como: “Papa y mamá ahora ya no serán más novios, o pareja, nuestra relación está cambiando y ahora seremos amigos. Seguiremos siendo siempre sus padres y su familia pero ahora cada quién tendrá su casa.”

  1. Involucren a los niños si es posible en la creación de los nuevos espacios. Por ejemplo, si papá se va a un departamento ellos pueden acompañarlo a comprar cosas para su recámara o para la cocina. De esta forma no se sentirán ni abandonados ni excluidos, sino que se integrarán con mayor facilidad y les será posible adaptarse al cambio con más seguridad.
  2. Eviten las peleas, discusiones o cualquier acto de violencia. Es posible tener una separación en paz y esto beneficiara enormemente el proceso de todos.
  3. Crea una red de apoyo para que te sostenga en el proceso. Habla con tu familia, con la gente que te ama, con tus amigos y pide el apoyo que necesitas para sentirte seguro y acompañado con el cambio. No tienes porqué vivir esto en soledad, seguro mucha gente que te ama, estará apoyándote, no te cierres a ningún tipo de ayuda.
  4. Busca acompañamiento terapéutico para este momento, es muy importante que busques sanar tu corazón y tus emociones para poder acompañar a los niños.

Y por último confía en que esta decisión ya tomada trasformará sus vidas, todo se acomodará, después de un tiempo y de su trabajo interno logarán restablecer la paz y la armonía en sus vidas.

Cuando llega el fin de un ciclo en nuestra vida la Aceptación es clave para seguir adelante. Acepta las cosas como son en agradecimiento por lo que si tienes ahora. Tu vida, la vida de tus hijos, y comienza a ver todas las cosas buenas que también hay para ti y para tu familia en este proceso.

Luz y amor en tu camino.

Comparte esta información con quienes estén pasando por un proceso similar. Todos necesitamos apoyo para avanzar.

Con amor,

Claudia.

Te interesa: Las demandas de una madre separada. Clic aquí para leer.  

Los niños en el proceso de separación necesitan presencia consciente. Clic AQUÍ para leer. 

To Top