riesgo

¿Qué creencias limitan la toma de riesgo en nuestros niños?

“El mundo es peligroso.”

“Mi cuerpo es débil y enfermizo.”

“Si fallo, pierdo.”

“Si pierdo, no me querrán.”

“Si pierdo, no sirvo.”

“Tengo que ganar para ser suficiente.”

“Tengo que portarme bien.”

“Tengo que pedir permiso para intentar.”

“Para atreverme a hacer algo, tengo que estar seguro de que podré.”

La habilidad para tomar riesgos calculados es una cualidad humana esencial. Es crucial para nuestro desarrollo individual y como especie. Está ligada a nuestra supervivencia, por lo que instintivamente venimos preparados para hacerlo.

Entonces, ¿qué hace que un niño deje de tomar riesgos?

1. La sobreprotección.

El miedo al peligro es natural. Desafortunadamente, en nuestro afán por proteger a nuestro niños, cada vez más creamos entornos “burbuja”, aislándolos de los retos físicos y psicológicos que necesitan experimentar. A cualquier edad, el reto es indispensable para crecer.

  1. Un ambiente inseguro.

Lo opuesto de la sobreprotección, cuando los padres permiten que el niño juegue y explore en un lugar inseguro para su edad y sus capacidades, pueden suceder accidentes que minan su confianza.

  1. La “Desastrología”.

Como si pudieran leer las estrellas, hay muchísimos padres que constantemente le predicen el futuro a sus hijos. Predecirles el futuro le da una sensación de seguridad falsa al padre. Pero, ¿cuál es el mensaje que recibe el niño?

“Soy un tonto.”

“Soy torpe, mejor no lo intento.”

“Mi cuerpo no es sano, siempre que no le hago caso a mamá me enfermo.”

“Ya no seguiré mi impulso, siempre que lo hago me lastimo.”

¿Qué necesitas hacer para que el niño se atreva a tomar riesgos?

1.- CREA UN AMBIENTE SEGURO, dentro del cual pueda ser libre para experimentar retos.

2.- ABRAZA LA INCERTIDUMBRE. La vida siempre nos sorprende, en especial si se lo permitimos.

3.- ESTIMULA el que haga cosas nuevas. En ocasiones, acompáñalo.

“Vamos a buscar ranas en los charcos enlodados del parque. A ver quién agarra la más grande.”

“Prueba este otro sabor de helado.” Estimula a que se atreva a probar nuevas comidas, aunque no le gusten algunas.

4.- APOYA a que enfrente el miedo. También se vale acompañar, sin quitarle su autonomía al enfrentar el reto.

“Voy a soltar la bici, hijo, estoy aquí contigo…”

5.- AYÚDALE A INTERPRETAR correctamente los mensajes del miedo y a usarlos.

“Prueba ir más despacio.”

“Te sientes nervioso… Respira. ¿Qué te están diciendo tus nervios?”

6.- PERMITE, incluso estimula, QUE SE EQUIVOQUE. Es importante que desarrolle una relación sana con el error. Naturalmente buscará acertar, pero si le teme al error puede dejar de intentarlo.

“Avienta el balón… ¡eso es! Otra vez… ¡Buen tiro! Ahora de espaldas, no importa si no encestas…”

7.- INCOMODIDAD SÍ, PELIGRO NO. El riesgo está relacionado con “no sé qué pueda pasar si lo intento/hago.” Todos los avances de las ciencias están basados en la comprobación de hipótesis. Esto quiere decir que sin tomar riesgos, no hay descubrimientos.

No hay que confundir el estimular la toma de riesgos con el descuido. El riesgo no tiene que ver con el peligro, sino con la incertidumbre.

La toma de riesgos es un elemento importante en el desarrollo de la CONFIANZA (el primer cimiento del ego sano) porque lleva al desarrollo de la auto maestría: el dominio de las habilidades motoras, psicológicas y/o intelectuales necesarias para realizar ciertas tareas o resolver un conjunto de problemas. Además, está vinculada a la PASIÓN (el segundo cimiento del ego sano). En el momento en que intentas algo que implica riesgo, ¡te sientes más vivo!

¿Cómo estimulas tú a que tu hijo se atreva? ¿Cómo lo estás frenando? ¿Cuál es ese paso que necesita dar, pero está atorado?

¡Comenta y COMPARTE! Este tema es genial para crear ideas que nos saquen de la zona cómoda – ¡y a nuestros niños!

Con amor,

Luis Carlos y Gaby.

 

Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Directores bei Niños de Ahora
Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva.
El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.
Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Últimos artículos de Luis Carlos y Gaby (Ver todo)

Luis Carlos y Gaby

Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva. El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.

To Top