papás

PADRES SIN SENTIDO…S

Cada vez son más frecuentes las inquietudes que nos llegan de los padres que no saben qué hacer con las pataletas/berrinches de sus hijos; que no saben qué hacer con sus enojos y frustraciones; que no saben qué hacer con sus llantos y tristezas. Les causa un gran desconcierto e impotencia no saber “controlar y resolver” estas emociones, es casi como si quisieran ponerles un botón de apagado a sus hijos cuando esto sucediera.

Pero ¿por qué a los padres de ahora nos cuesta tanto presenciar y acompañar las emociones de nuestros hijos? Probablemente tenga que ver con nuestra historia, con lo que hemos ido aprendiendo de generación en generación, cosas como “los hombres no lloran”, “las niñas calladitas son bien portadas”, “a los adultos se les hace caso sin protestar”, “los trapos sucios se lavan en casa”, “mostrar las emociones es mostrar debilidad”, “las emociones son para mujeres”, entre muchas otras…

Hoy en día estamos enfrentado muchos problemas en nuestra sociedad que tiene como raíz esta desconexión con nuestras propias emociones; la tolerancia a la frustración es inexistente, el manejo del enojo se cree imposible, la tristeza se oculta y vive en soledad, y la felicidad es casi utópica.

Muchos de los problemas que actualmente tienen los padres con sus hijos se debe a falta de conexión unos con otros; una conexión que trasciende la parte biológica, que va más allá del vínculo sanguíneo. Hemos perdido, casi del todo, la capacidad de conectar con los sentimientos de nuestros hijos, con sus corazones, con su verdadero sentir. Las tareas superfluas del día a día nos han sumergido en una vida monótona, casi robótica, en la que estamos sumergidos en un ciclo de HACER para TENER, y donde SER no tiene cabida.

¿Estamos acaso ante una sociedad de “padres sin sentido…s”? ¿Qué podríamos hacer hoy como padres para resolver esta crisis emocional que nos afecta tanto individual como socialmente? Hoy te propongo estos consejos para reconectar con tus sentidos, con tus emociones, con tu CORAZÓN:

  • Vive en el presente y tómate un momento para agradecer y apreciar que puedes ver la sonrisa de tus hijos, puedes escuchar sus voces cuando llenan tu vida de preguntas, puedes sentir sus besos en tu piel, puedes oler su fragancia única al abrazarte y puedes degustar sus innovadoras preparaciones culinarias para sorprenderte.
  • Aprende a validar y permitirte sentir tus propias emociones cuando surjan, ya que si no puedes tolerar tu propio sentir no podrás acompañar a tus hijos con el de ellos.
  • Validar y acompañar nuestras emociones y las de nuestros hijos consiste en estar presentes y dejarlas fluir; no son necesarias las palabras, los consejos ni los consuelos, pues la presencia y el respeto son más poderosos.

Los niños de ahora necesitan que nosotros sus padres respetemos, protejamos y les ayudemos a mantener la conexión con su esencia, su corazón, sus emociones, en pocas palabras con lo que SON. Debería ser una misión mundial reestablecer el valor del SER y SENTIR. Y tú ¿eres un “padre sin sentido…s”? ¿qué puedes hacer hoy para reconectar con tu corazón? ¿y con el de tus hijos?

Con cariño,

Alexandra Parada

Recibe consejos e información relacionada con la crianza de tus hijos, inscribiéndote a nuestra revista ¡Qué padres tips! aquí https://ninosdeahora.tv/revista.html

Niños de Ahora
Niños de Ahora

Últimos artículos de Niños de Ahora (Ver todo)

To Top