casa

¡Lo dejaste en casa de tu papá!

Este artículo va por ellos, niños y niñas que se sienten atormentados y divididos entre casa de mama y casa de papá.

Te platico. Uno de los temas más fuertes que llevan a los niños a terapia hoy en día es el agobio extremo que sienten ante la demanda de los padres sobre ciertos aspectos materiales que aún no tienen la capacidad de manejar. Cuando los padres se separan y cada quién se va a una casa diferente es completamente normal que la ropa de los niños venga y vaya, que sus juguetes, sus cosas personales paseen de una casa a otra, esta es su nueva realidad y ambos son sus espacios.

Sin embargo, esto altera demasiado a algunas madres o padres que no toleran que el juguete que mamá le compro en navidad pase toda la semana en casa de su papa. O que el pijama que le compro la abuelita Chona no esté en casa de papá y la tenga mamá. Comienzan a darse trifulcas y peleas porque las cosas no están en el lugar que mamá o papa quieren. ¡ ALTO !, esta es una situación en la cual los niños en verdad se sienten atrapados.

¡Los atormenta muchísimo!

La sensación de pertenencia de los niños se relaciona estrechamente con los objetos. Es por ello que necesitan tener sus cosas en ambos lugares, y ellos elegir qué es lo que desean tener en una casa u otra sin que esto nos inmute o nos afecte como adultos. Como padres nuestra labor es facilitarles a los niños las herramientas y recursos que necesitan para crecer sanos y felices. No utilizar estas situaciones para manipular o sacar nuestro enojo y frustración.

Así que, si estas en esta situación te puedo sugerir lo siguiente:

  1. Respira profundo, no pasa nada si dejo los tenis que tú le compraste en casa de su papá. No importa si dejo el juguete que le regalo su abuelita paterna en casa de mamá.
  2. Organízate: invierte en una mochilita en donde también ellos se hagan responsables de las cosas que son importantes no olvidar como tareas o cosas que llevar a la escuela. Aquí la tarea entre papá y mamá será ponerse de acuerdo para estar al pendiente de las cosas que son importantes para el niño, no como temas de juguetes o ropa sino lo que es verdaderamente importante como el uniforme de la escuela etc.
  3. Deja que tus hijos elijan cómo y en donde quieren tener sus cosas, no importa quién las haya comprado son “sus cosas”.
  4. Observa tus verdaderas motivaciones y date cuenta cuando estas cayendo en competir con tu ex sobre el poder adquisitivo, sobre quién puede dar más, quien da más, quién da mejor …. Los hijos no son tema de subasta. Ni van a querer más al que más dinero dé.

No permitas que tus hijos entren en estos dilemas porque en el fondo de su corazón lo que verdaderamente sienten es una profunda sensación de desamparo.

Con amor,

Claudia

P.D. Comparte este mensaje y ayuda a muchos niños a sentirse mejor en sus hogares.

 

Descarga GRATIS el PDF con las 4 acciones clave que tus hijos necesitan

para asimilar el divorcio, soltar el dolor y volver a ser felices.

Da clic aquí: ninosdeahora.tv/hijodedosmundos

To Top