1

HISTORIA DE EMILIA, LA NIÑA AFERRADA

 

La primera vez que la madre de Emilia la llevó a terapia tenía 7 años, y la razón era que tanto los papás como las demás personas cercanas a ella, ya no aguantaban más sus excesivos abrazos, y que todo el tiempo estuviera colgándose de ellos.

 

En las primeras sesiones, Emilia necesitaba sentir continuamente la aprobación de su terapeuta en las actividades que le eran propuestas. En una ocasión, su terapeuta le entregó un espejo, y empezó a hacerle preguntas sobre las características de su aspecto, y a medida que ella respondía, él iba dibujando un retrato de Emilia basado en sus respuestas. Al finalizar, la niña quedó maravillada con el dibujo; le costaba trabajo creer que fuera ella.

 

Luego, se le pidió que pintara su autorretrato y lo explicara.

Emilia: “Esta soy yo muy enojada con mi mamá porque nunca me deja hacer lo que quiero. Me manda a mi habitación cuando yo no hago lo que ella dice, y yo me siento mal cuando eso pasa. Odio que me haga eso”.

Terapeuta: “¿Te gusta decirle a los demás lo que tienen que hacer?”

Emilia: “Sí, pero a mis compañeros de escuela no les gusta”

 

Con el paso de las sesiones, Emilia empezó a reconocerse como una persona única y diferente de las demás. A medida que hablaba sobre sus emociones, que daba su opinión sobre lo que le sucedía, empezó a conocerse mejor a sí misma, a tener un sentido del yo, y de valor personal. Cuando empezó a reencontrarse con sí misma, Emilia soltó la necesidad de aferrarse a los demás. Su relación con sus padres, sus familiares, y compañeros de escuela mejoró considerablemente, al igual que su sentido de valía y su confianza en sí misma.

 

Como padres debemos ser conscientes de que nuestros hijos son seres diferentes a nosotros, con sus propias características, cualidades y dones, y que vienen a vivir su propia experiencia vital. Nosotros somos sus guías hasta que ellos tengan todas las herramientas para emprender su camino por sí mismos. Los niños necesitan que los ayudemos a cultivar y apropiarse de su propia identidad. Necesitan saber que son seres únicos, valiosos, y merecedores de todo lo que el mundo pueda ofrecérseles.

¿De Qué te das Cuenta?

Con cariño,

Alexandra Parada

 

¿Por más que intentas tu hijo no prueba lo que le ofreces?

6 pasos para que tu hijo deje de comer solo una cosa…

Descúbrelos en la edición de noviembre de la Revista ¡Qué Padres Tips!

Da clic aquí para más información. 

Obtén tu suscripción anual HOY y recibe las últimas 6 ediciones de la Revista 

¡Qué Padres Tips! 

Completamente gratis.

 

 

Captura de pantalla 2018-10-30 a la(s) 17.06.42

Niños de Ahora
Niños de Ahora

Últimos artículos de Niños de Ahora (Ver todo)

To Top