zurdo

¿Eres zurdo, diestro o ambidiestro… del cerebro?

En los años que llevo trabajando con niños y jóvenes (e incluso adultos) con déficit de atención, dislexia e hiperactividad, he aprendido a reconocer el estilo de aprendizaje de las personas que acuden a mí.

Hay varios factores que definen el estilo de aprendizaje de cada persona. Uno de los más importantes es la especialización hemisférica cerebral.

Aquí es donde mi esposo diría ¿y con qué se come eso?

Es más sencillo de lo que parece, una vez entendemos la manera de operar de cada hemisferio del cerebro. Pero vamos al grano: responde este test para ver si tu niño (de entre 5 y 13 años) es hemisférico derecho, izquierdo, o balanceado.

Responde con “sí” o “no” cada pregunta.

Tu hijo…

  • ¿Se mueve mucho?
  • ¿Se le dificulta la escritura?
  • ¿Comenzó a caminar después del 13º mes?
  • ¿Es extremadamente sensible a la crítica?
  • ¿Ha tenido alergias o asma?
  • ¿Es muy bueno con juguetes que se arman, como legos o megablocks?
  • ¿Es bueno armando rompecabezas y resolviendo laberintos?
  • ¿Si le lees un libro dos o tres veces, o ve una película, es capaz de decirte los diálogos casi perfectamente?
  • ¿Es muy importante para tu hijo que le caiga bien a la maestra para que le vaya bien en la escuela?
  • ¿Se distrae fácilmente? ¿Se la pasa “en su propio mundo”?
  • ¿Le cuesta trabajo ser consistente para terminar tareas?
  • ¿Tiende a actuar primero y pensar después?
  • ¿Le tienes que cortar las etiquetas de su ropa? ¿Prefiere usar ropa especialmente suave o bastante usada? ¿Ama su ropa vieja?
  • ¿Se siente abrumado en fiestas ruidosas, lugares con mucha gente, o con ladridos fuertes de perros?
  • ¿Le choca que lo abracen?
  • ¿Necesita que le recuerdes constantemente que haga ciertas cosas?
  • ¿Es extremadamente competitivo y mal perdedor?
  • ¿Tiene buen sentido del humor? ¿Tiene habilidad para chistes y bromas?
  • ¿Es tan perfeccionista, al grado en que prefiere no intentar nuevas cosas para evitar fracasar?
  • ¿Puede recordar con lujo de detalle eventos (vacaciones, cumpleaños…) que sucedieron hace dos o más años?

Y por si quieres checarte qué onda contigo, o tienes adolescentes (13 o más años), contesta (o dale a contestar) estas veinte preguntas:

Tú…

  • ¿Eres mejor recordando caras que nombres?
  • ¿Cuándo tienes un juguete o un mueble para ensamblar, te gusta armarlo sin leer el instructivo?
  • ¿Te llegan mejor las ideas cuando estás sólo y te puedes concentrar, que cuando trabajan en grupo?
  • ¿Usas imágenes para recordar cosas, en lugar de nombres o palabras?
  • ¿Tienes el oído muy agudo (híper perceptivo)?
  • ¿Le quitas las etiquetas a la ropa? ¿Te gusta la ropa suave y ablandada (usadita, pues)? ¿Te molesta la ropa áspera o tiesa?
  • ¿Tiendes a menospreciarte mucho?
  • ¿Cuando te piden que deletrees una palabra, la “ves” en tu mente para poder hacerlo, en lugar de recordar el sonido de cada letra en orden?
  • ¿Cuando estudias una materia, tratas de captar la idea general en lugar de memorizar un montón de datos?
  • ¿Eres bueno para resolver rompecabezas y laberintos?
  • ¿Puedes visualizar mentalmente en tres dimensiones? Por ejemplo: visualiza un cubo, gíralo, ¿lo puedes ver desde cualquier ángulo fácilmente?
  • ¿Te tardaste en crecer, llegar a la pubertad? ¿Fuiste un poco más lento que tus compañeros?
  • ¿Necesitas (o necesitaste) que un maestro te cayera bien para poder pasar bien la materia?
  • ¿Te distraes con facilidad, al punto en que te encuentras ensoñando de día frecuentemente?
  • ¿ Eres perfeccionista al grado que interfiere en que intentes cosas nuevas?
  • ¿Eres ultra competitivo? ¿Odias perder, más que la mayoría de las personas que conoces?
  • ¿Eres bueno para “descifrar” a la gente? ¿Te han comentado que “lees” bien a las personas?
  • ¿Escribes más feo de lo normal?
  • ¿Sabes si te tardaste en caminar, o si te tardaste en adquirir ciertas destrezas psicomotoras cuando eras pequeño?
  • ¿Cuando estás en un lugar nuevo para ti, tiendes a ubicarte fácilmente?

Suma todos los “sí” que respondiste. Mientras más “sÍs” hayas obtenido, más dominancia derecha tienes tú o tu hijo.

 

Cantidad de “sís”     Especialización

0 a 4                muy izquierda

5 a 8                    izquierda

9 a 12                 balanceada

13 a 16                  derecha

17 a 20              muy derecha

Esta no es una prueba científica validada. Sólo es para darte una idea general de tu especialización hemisférica cerebral (o la de tu hijo). A continuación describo de manera general algunas características de acuerdo a la dominancia.

 

La persona con dominancia izquierda

Si respondiste “sí” a menos de 9 preguntas, eres de este grupo. A “los de izquierda” les encanta hacer listas, son muy lógicos y analíticos, se desempeñan bien en puestos gerenciales y tienden a ser gente confiable de quienes puedes depender. Les va muy bien en la escuela. Son ordenados, no faltan a clases ni al trabajo.

No son tremendamente imaginativos. Les incomodan los cambios de rutina, las ideas innovadoras, y los retos que implican moverse de lo habitual. Cuando piensan pueden visualizar imágenes, pero prefieren funcionar más auditivamente. Tienden a almacenar información mental usando nombres, no tanto imágenes. Les gusta platicar, y son muy buenos para tomar notas. Captan muy bien las reglas gramaticales y de puntuación. Los más “izquierdistas” son muy hábiles aprendiendo idiomas.

Les gusta poner reglas y seguirlas. Tienden a aceptar y apreciar lo que leen y escuchan, más que cuestionarlo o pensar independientemente. Brillan en empleos rutinarios, y les va muy duro cuando surge una crisis que requiere de pensamiento flexible para resolver el problema.

Este es el perfil típico de un maestro de escuela, aunque de ninguna manera todos son así.

 

La persona con dominancia derecha

Mientras más “sís” hayas respondido, más dominancia derecha tienes. Este hemisferio es intuitivo y azaroso en su manera de procesar información. Está adaptado a almacenar la información usando imágenes o escenas, como en películas. Cuando te piden recordar una persona o un evento, de inmediato llega una imagen. Puedes recordar detalles impresionantes, por la fortaleza de tu memoria visual. Por otro lado, las tareas lingüísticas y/o lógicas te cuestan más trabajo. Algunos pocos pueden hacerlo porque desarrollan procesos visuales muy creativos para resolver problemas muy complejos (ejemplo: Albert Einstein). De cualquier forma, los “derechistas” tienen la delantera en el mundo de las imágenes, y se queda atrás en el de las palabras. Desafortunadamente para ellos, las escuelas de hoy son mundos de palabras.

Muchas veces el niño o joven en la escuela tiene un “retraso” al procesar lo que la maestra explica y convertirlo en imágenes en su mente. Cuando la clase va más rápido que su velocidad de “traducción mental”, se confunde y se desorienta.

Este tipo de persona aprende mejor viendo cómo se hace algo, que leyendo o recibiendo instrucciones.

En lugar de aprender a montar la bicicleta por ensayo y error, observan cómo lo hacen otros hasta que se sienten la confianza de que lo pueden hacer. Por esto aprenden a caminar un poco después de los 13 meses (en general, hay excepciones). Tienden a procesar información de manera holística: captan el todo y lo van descomponiendo en partes.

Los “derechistas” tienen a ser genios creativos. El arte, la música y la resolución de problemas pueden ser habilidades especiales en ellos. Su pensamiento es multidimensional, prefieren dibujar y crear a escribir y hablar. Tienen la habilidad natural de retener imágenes mentalmente por periodos muy largos. Muchos arquitectos, constructores y artistas dicen que crean y “ven” la obra terminada mucho antes de hacerla y terminarla.

Precisamente esta habilidad, si se entrena y aprende a aprovecharla, es la que le puede ayudar a tener éxito, en la escuela y en la vida.

Con amor,

Gaby y Luis Carlos

Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Directores bei Niños de Ahora
Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva.
El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.
Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva. El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.

To Top