1

EL BIENESTAR DE UNA MADRE

Por generaciones se nos ha convencido que nuestras prioridades como mujeres cambiarán inevitablemente en el momento en que nos convertimos en esposas y madres. En las sociedades más tradicionales, se espera que en el momento en que formemos un hogar, nuestro rol principal sea mantenerlo en orden y armonía, a la vez que las necesidades de todos sus integrantes sean atendidas. Sin embargo, en ningún momento nos explican la importancia de nuestro bienestar como mujeres, esposas, madres, a la hora de cumplir con estos deberes.

 

Usualmente, creemos que nuestros hijos deben ser nuestra principal prioridad, luego probablemente esté nuestra relación de pareja, o incluso para algunas, en segundo lugar, el trabajo y luego la pareja, y finalmente, si tenemos tiempo y no estamos muy agotadas, estamos nosotras.

 

Yo lo creí así durante mucho tiempo. Pasé años sintiéndome agotada, insuficiente, siempre compitiendo contra el reloj, y tratando de llenar las expectativas de los demás. Sin embargo, hace más de un año, las circunstancias de la vida me mostraron que, si quería armonía, felicidad, y paz en mi vida, en mi familia, en mi día a día, debía empezar por mí misma.

 

Tu bienestar como individuo es imprescindible y determinante a la hora de vivir la vida que deseas. Sé, por experiencia propia, que hay días en que queremos botar la toalla; nos sentimos solas, incomprendidas, y frustradas. Hay días en que por mucho que amemos a nuestros hijos, a nuestras parejas, a nuestro hogar, no damos con la fórmula para darle sentido a nuestros días y lograr que todo funcione como esperamos.

 

Pero ¿qué crees? Sí es posible vivir la vida que siempre has deseado. Sí es posible que sientas más fluidez y tranquilidad en tus días. Y hoy, te voy a decir cuál es el secreto para lograrlo: la prioridad de tu vida debes ser TÚ misma. Sí, así como lo oyes. Tu bienestar debe ser el objetivo #1 en tus días, ya que, si tú estás bien, tendrás energía de sobra para dar a los demás y para hacer todo lo que te propongas cada día.

 

Tener bienestar implica atender todos los ejes que te conforman como ser humano:

  • Cuerpo: Alimentación saludable y nutritiva, asociado a actividad física diaria.
  • Mente: Trabajar para tener pensamientos positivos y empoderantes.
  • Espíritu: Todas aquellas actividades que te conectan con tu esencia y tu ser superior (depende de tu espiritualidad, religión y creencias).
  • Emociones: Tomar consciencia de las emociones que vives cada día, con qué se asocian y qué haces con ellas.

 

En el momento en que decidas ponerte como tu principal prioridad, en que empiezas a atender todos los ejes de tu ser, y te das el lugar que te corresponde en tu vida y en la de tu familia, empezarás a ver tu vida con otros ojos, te sentirás mejor contigo misma; sentirás que tienes muchísima energía para hacer no sólo lo que te toca sino lo que deseas. Tendrás tiempo para ti misma, y esto te pondrá en un lugar más amoroso, y podrás estar más presente para tu familia, los disfrutarás más y te sentirás más feliz.

 

Con cariño,

Alexandra Parada

 

 

“Los niños y niñas no necesitan madres y padres perfectos, sino madres y padres que les contagien bienestar”.

 

Síndrome de Burnout, ¿Qué es? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Cómo tratarlo?

Descúbrelo en la edición de noviembre de la Revista ¡Qué Padres Tips!

Da clic aquí para más información. 

 

Obtén tu suscripción anual HOY y recibe las últimas 6 ediciones de la Revista 

¡Qué Padres Tips! 

Completamente gratis.

 

Captura de pantalla 2018-10-30 a la(s) 17.06.42

Niños de Ahora
Niños de Ahora

Últimos artículos de Niños de Ahora (Ver todo)

To Top