cuando todo

Cuando todo haya pasado… ¿Qué quedará?

“¡No voy a comer eso!” me dijo Camila con fuerza… “Mamá sabes que no me gusta el pescado”…

No sabes cómo me encendí de rabia…

rabia porque me estaba reclamando por la comida que había preparado,

rabia porque aunque he pedido otras cosas al súper, no han llegado,

rabia porque es lo que HAY… no puedo salir a comprarle a cada quien lo que le plazca…

RABIA por estar en esta situación fuera de mi control…

Mi hija de 8 años hoy amaneció de muy mal humor. Brazos cruzados, frente arrugada, pies arriba del sillón, de malas…

y la verdad es que la entiendo…

¡Llevamos 21 días en encierro!

Nuestra cuarentena inició cuando Luis Carlos (mi esposo) regresó de Madrid, mucho antes de lo que la gente en México lo hizo (hay quienes aún no la han empezado).

Pero antier Camila habló con sus amigas por zoom y cayó en cuenta de que para ellas apenas iba empezando, y ella ya llevaba mucho tiempo.

Sus amigas habían hecho fiestas. Solo ella se las había perdido.

Y ahora mamá le había traído pescado…

Estoy segura que estos días van a transformarnos de muchas maneras. Lo que sucede en la superficie es solo un reflejo de capas más profundas, moviéndose, cambiando…

Habrá días hermosos de conexión, con actividades familiares que no habíamos hecho desde mucho tiempo atrás…

Pero también estoy segura de que habrá momentos de aburrimiento, frustración, ansiedad, agotamiento, miedo, roces, peleas…

¡Y como no! Convivir las 24 horas los 7 días de la semana sin poder salir, puede tocar los botones de todos dentro de la familia. Más aún con toda la incertidumbre que nos rodea…

Por esto tu trabajo personal, lo que haces para procurar tu bienestar emocional, ahora es más importante que nunca.

GRACIAS a ese tiempo especial que me doy – para meditar, hacer ejercicio y cargarme de energía positiva – no me enganché con Camila…

¡Y mira que ella lo intentó!

Quiero compartirte estos 3 ejercicios que, cuando los haces con frecuencia, te ayudan a mantener tu centro… y literal, pueden SALVAR TU CASA DE LA LOCURA:

1) SILENCIO. Tu mente necesita una pausa. Un respiro… Regálatelo.
En estos días la información te bombardea por todos lados. Es cierto que estamos en aislamiento, pero tu celular te conecta al mundo entero, y lo miras a cada rato… ¿Verdad?
Haz un ALTO AL RUIDO. Regálate 10 minutos para ti, en silencio… conectando con tu corazón…

2) FOCO. Imagina que pudieras tener una bola de cristal que te proyectara 10 años hacia el futuro… Y la bola te muestra cómo lo que hiciste – y dejaste de hacer – creó tu futuro. ¿Qué harías distinto? ¿Cuál sería LA ACCIÓN, que al tomarla, lo cambiaría TODO?
Enfocarte en lo importante es más importante de lo que crees…

3) CONTENCIÓN. Tus hijos (al igual que tú) necesitan sentirse arropados, aceptados y queridos.
SE VALE expresar emociones, llorar y rabiar por igual, especialmente ahora que tanto lo necesitamos, pequeños y grandes.
SE VALE romper esa “rutina perfecta” y darles un ataque de cariño. Juega, pinta, lee un libro o ve una película con ellos. Y deja espacio para NO HACER NADA más que consentirse…

Si te pudieras quedar con UNA cosa de esta situación, que sea esta:

Cuando acabe esta pandemia, la salud emocional de tus hijos será más importante que sus capacidades académicas, tu trabajo o la pulcritud de tu casa. Lo que ellos recordarán del virus no será cuánto dinero quedó en el banco o cuantas tareas lograron subir a tiempo. Probablemente ni siquiera recordarán las noticias con claridad.

Lo que sí quedará grabado en sus corazones es cómo se sintieron, qué interpretaron de lo que vivieron y cómo aprendieron a defenderse, si es que necesitaron hacerlo.

Lo que viva HOY en casa, contigo, es lo que les marcará por años…

Tú eres el piso sobre el cual tus hijos descansan sus pies. Que ese suelo les permita tener la estabilidad y confianza que están necesitando.

¿Te hace sentido? Comenta abajo 👇déjame saber de qué te das cuenta…

🤝 ¿Conoces a alguna mamá/papá que necesita leer esto? ¡Menciónale! De seguro te lo agradecerá.

Con cariño,

Gaby

P.D. Hace unos días abrimos el RETO “Salva tu casa de la locura”, para ayudarte a atravesar este periodo sintiéndote apoyada, llena de recursos, dando lo mejor que puedas a tus hijos…

Conoce el RETO AQUÍ 👉 https://bit.ly/2QFrmwB

No tienes que poder sola. NO ESTÁS SOLA…

Podemos hacerlo JUNTAS.

Sé que este RETO te ayudará a dejar de sentirte abrumada y a atender lo IMPORTANTE ¡desde el primer día! Y comienza cuando tú lo decidas. ¡Puedes iniciarlo ahora mismo!

AQUÍ te explico cómo funciona y todos los detalles…
👉 https://bit.ly/2QFrmwB

Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Directores bei Niños de Ahora
Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva.
El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.
Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva. El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.

To Top