amor

Amor incondicional: acéptame como soy

Tienes que ser más rápido

No seas tan tímido, habla más fuerte

Deja la pelota y ponte a hacer algo más importante

Pon de tu parte, necesitas dar más de ti…

A diario recibimos peticiones de padres que quieren consejos para que les ayudemos con sus hijos. Es normal que tengas expectativas; sin embargo, ¿te has puesto a pensar que costo tiene el querer que tu hijo sea diferente a quien realmente es?

¿Qué le pasa a tu hijo cuando lo comparas con el desempeño, la actitud o las habilidades de alguien más?

– Es que se tarda mucho en vestirte en la mañana, nos dice la mamá de una niña de 9 años

– Todo el tiempo quiere estar con la pelota en lugar de hacer algo productivo, nos comenta la mamá de un niño de 11.

– Ya lo saqué de las clases de dibujo, para que ahora sí se ponga a estudiar Español, nos dice una mamá preocupada después de que castigó a su hija por su bajo desempeño en esa materia.

Si bien tu hijo(a) está teniendo un problema, quizá hay que mirar la otra cara de la moneda, en donde el problema sea tuyo.

Quiero que sea más rápido y que vaya a mi ritmo, dice la mamá de un niño flemático (que es más lento por naturaleza).

Les decimos cuánto los queremos cuando se comen todo, y por el contrario les decimos que no han sido buenos niños cuando no lo hacen.

Les pedimos que sean entregados a una disciplina cuando quizá prefieran otra.

Que callen sus emociones porque quizá no sabemos que hacer con el enojo, la tristeza o el miedo. Decimos cosas como: no llores, ya pasó; no es para tanto; si gritas te pego; vete a tu cuarto que no te quiero ver enojado…

Comparar, humillar o tratar de cambiarlo no sólo limita su verdadero potencial; limita la oportunidad de conocer, aceptar y a amar a tu hijo incondicionalmente.

Te invitamos a que te conectes con tu hijo, que veas su brillo especial. Reconoce su magia única y confía en que sus alas se abrirán si sabes como nutrirlo de verdad. Puede ser que estés desperdiciando un gran tesoro tratando de convertirlo en alguien que no es, y peleando por cosas que no se pueden ni se necesitan cambiar.

No pierdas la oportunidad de aceptar a tu hijo tal y como es. Antes de querer cambiarlo, valora a fondo qué es lo que realmente necesita. Y trabaja en ti mismo(a): revisa tus expectativas, suelta esos temores que tantas veces resultan ser proyecciones de tu propio miedo a no ser suficiente.

La paternidad es un acto de liderazgo. Antes de querer que tu hijo cambie, pregúntate:

¿Qué estoy poniendo yo para que este comportamiento se dé en mi hijo(a)? ¿Estoy siendo una influencia negativa con mi comportamiento? ¿Cómo? (Regañando, gritando, manipulando, castigando, …)

¿Qué necesito hacer de manera distinta? ¿Qué necesito cambiar yo, para que haya congruencia en mi mensaje?

Una vez tienes muy clara tu participación dentro del problema, entonces puedes dirigir tu atención hacia tu afuera y definir límites y reglas.

¿Qué regla necesito establecer con mi hijo(a), de modo que comprenda sin lugar a dudas qué comportamiento es aceptable y esperado?

¿Qué consecuencia habrá en caso de que la regla no se cumpla?

Concluimos este artículo con una cita genial de la película “Remember the Titans”:

“La actitud refleja el liderazgo, capitán.”

“Los niños necesitan por lo menos una persona en su vida que crea que el sol sale y se oculta para ellos, alguien que se deleita con su existencia y los ama incondicionalemente” Pam Leo

Sé parte de este gran movimiento de padres conscientes.

Con amor,

Luis Carlos y Gaby

 

Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Directores bei Niños de Ahora
Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva.
El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.
Luis Carlos y Gaby
Sígueme

Luis Carlos y Gaby

Pareja de psicoterapeutas, padres de tres hermosos niños, coaches y conferencistas renombrados. Cofundadores de Niños de Ahora, son los creadores del Método Paternidad Efectiva, con el cual despiertan la sabiduría que sus alumnos llevan dentro para que ejerzan una paternidad consciente y efectiva. El entrenamiento introductorio del Método Paternidad Efectiva ha sido tomado por más de 125 mil padres alrededor del mundo.

To Top