2

14 Cosas que cambian para siempre cuando llega tu bebé

Cuando llega el bebé hay cosas que nunca volverán a ser igual, ahora son padres y hay una persona que depende completamente de ustedes. Estas son sólo 14 de todas las cosas que cambiarán en tu vida para siempre.

  • Aprendes a honrar y respetar a tu cuerpo: Tu cuerpo se ha convertido en un templo sagrado que gestó y parió a un ser humano. E inmediatamente después, durante la etapa de lactancia, en un sentido ya no es sólo tuyo. Todo eso cambia dramáticamente la perspectiva de cómo cuidarlo.
  • Respetas a tus padres y los aprecias de otra forma: Nadie aprende en cabeza ajena y la experiencia de tener a alguien que depende completamente de ti es difícil de visualizar hasta que lo vives en carne propia.
  • Te vuelves una persona matutina: Eso de quedarse hasta tarde viendo películas o leyendo, o salir a cenar y al otro día no funcionar hasta después del café de la mañana, no pasa más.
  • Cuando estás cargando a tu bebé y pasas por delante de un espejo lo ves a él en vez de a ti misma.
  • Creías que sabías lo que es estar enamorada: Ahora tu amor es ilimitado, inimaginable e incondicional.
  • Te das cuenta que los sacrificios que parecían una locura para tener un bebé ya no parecen importantes.
  • Cuando un bebé llora en el cine ya no volteas a ver a los papás con ojos de pistola, ahora los ves con ojos de “te comprendo”.
  • Crees en el amor a primera vista.
  • Cada día es una aventura llena de sorpresas; te vuelves más flexible y adaptable.
  • Descubres una fuerza interna que nunca imaginaste que tuvieras: Despierta la leona que es capaz de todo por sus crías.
  • Te vuelves monotemática: Puedes, pero no quieres hablar de otra cosa, tu mundo gira en torno a tu bebé.
  • Tu manejo del tiempo: Ya no tienes tiempo para tonterías, hay tantas cosas que hacer que decides seleccionar muy bien tus amistades y actividades.
  • Buscas formas de ayudar a que el mundo sea un mejor lugar: No es que antes no te importara, o que no hicieras nada al respecto, pero ahora que no es sólo para ti, parece mucho más importante. (Y lo es)
  • Te vuelves menos penosa: De pronto te encuentras hablando con un montón de desconocidos, tal vez alguna tuviste un perrito bebé y la gente se te acercaba a platicar, pero tener un cachorrito humano es una puerta abierta a platicar con quien sea.

¿A ti como te ha cambiado el tener a tu bebé? Déjanos un comentario o platícanos en nuestras redes sociales.

Glenda

 

Nacer en Paz
Nacer en Paz

Últimos artículos de Nacer en Paz (Ver todo)

To Top