emociones

¿Qué me quieres decir?

 

¿Hablar es lo mismo que expresar? Según el diccionario, hablar es emitir palabras y expresar es manifestar con palabras, miradas o gestos lo que se quiere dar a entender. ¿Qué tanto sabes expresar lo que realmente quieres expresar? Y, ¿Qué tanto le estás enseñando y permitiendo  a tu hijo expresar sus emociones, sus sentimientos, todo lo que necesita y quiere expresar?

 

Es muy común que las personas nos expresemos de muchas maneras: hablando, llorando, riéndonos, enojándonos, etc. Pero un problema que he visto con mis pacientes es que el no saber expresar lo que quieren o necesitan, los puede confundir. Por ejemplo, a veces pueden decir que están muy enojados, cuando realmente están muy tristes y pueden decir que están muy tristes cuando lo que sienten realmente, es enojo. Es muy común que una emoción se esconda detrás de otra, lo cual, no nos permite enfrentarla y sanarla.

 

Los niños aprenden a hablar desde que cumplen un año y medio aproximadamente, algunos antes y algunos después. Pero eres tú quien le enseña a expresarse, desde decir “gracias”, “por favor”, etc., hasta expresar sus sentimientos y emociones.

 

¿Qué pasa si cuando se enoja en la escuela con su mejor amigo y se dejan de hablar, le dices que eso no tiene importancia, que apenas es un niño y va a encontrar muchos amigos a lo largo de su vida? Podrías estar menospreciando sus emociones y no estarías ayudándole a darle un nombre a lo que siente, de tal manera que pueda enfrentarlo, trabajarlo y sanarlo.

 

Tu hijo necesita saber expresar lo que siente y lo que quiere de una manera clara, tanto para que él pueda conocerse mejor y trabajar con sus emociones, como para ti, para que puedas acompañarlo, aconsejarlo y ayudarlo.

 

¿Cómo puedes ayudar a tu hijo a expresar mejor sus emociones?

 

  • Ayúdalo a identificar y conocer las emociones. Qué se siente en cada una, para qué sirve y cuál es la manera más sana de usar esa emoción. Por ejemplo: El miedo, sirve para ponernos a salvo en caso de peligro, la manera sana de usar la tristeza es llorar cuando estamos muy tristes pero evitar llegar a la tristeza profunda ayudándonos a pensar en el lado positivo de la situación. Si nos enfocamos, siempre podremos encontrarlo.

 

  • No menosprecies su sentir. Si está enojado o triste, no le digas que no es para tanto. Ése es su sentir y para él es importante. Mejor acompáñalo para que pueda trabajar en ello y sanarlo.

 

 

  • Déjalo que se enoje si está enojado, que llore si está triste. Es muy común escuchar los “ no llores”, “los demás te ven feo si lloras”, “no te enojes, el que se enoja, pierde”. Puedes ayudarlo a buscar un lugar donde pueda expresarse de una manera más privada, pero si le pasa en un lugar público, acompáñalo, que no se sienta expuesto. Todos hemos pasado por momentos de enojo o tristeza y eso no nos hace menos ni malos.

Llorar se vale. Apoya el antídoto contra el estrés. Da clic aquí para leer. 

  • Ayúdalo a manejar sus emociones. Así como no es bueno aguantarse, también es importante saber hasta dónde es sano enojarse, estar triste, estar alegre, etc.

No es la frustración sino lo que le enseñas a hacer con ella. Da clic aquí para saber cómo apoyarlo. 

Todos los seres humanos necesitamos saber expresar lo que queremos, lo que sentimos y lo que necesitamos. Siempre será útil y será una herramienta que les ayude a nuestros hijos a crecer más sanos emocionalmente y felices.

Claudia Bernal

Claudia Bernal

Claudia Bernal

Claudia ha trabajado durante 12 años en el área de educación. Debido al contacto que ha tenido con niños y adolescentes, se ha percatado de la necesidad tan grande que tenemos como sociedad de un cambio en nuestra forma de educar , de amar y de guiar a nuestros hijos.

Debido a su experiencia como hija de madre soltera, recientemente se convirtió enco fundadora de Hop: Una tribu de mamás y papás solteros al rescate, un espacio de apoyo y contención para madres y padres que se han quedado solos a cargo de su familia.
Claudia Bernal

Latest posts by Claudia Bernal (see all)

Claudia Bernal

Claudia ha trabajado durante 12 años en el área de educación. Debido al contacto que ha tenido con niños y adolescentes, se ha percatado de la necesidad tan grande que tenemos como sociedad de un cambio en nuestra forma de educar , de amar y de guiar a nuestros hijos. Debido a su experiencia como hija de madre soltera, recientemente se convirtió en co fundadora de Hop: Una tribu de mamás y papás solteros al rescate, un espacio de apoyo y contención para madres y padres que se han quedado solos a cargo de su familia.

To Top