monstr

Qué hago cuando mi angelito se convierte en un monstruo

Te ha pasado que ves a tu hijo y piensas “ay tan bonito me lo quiero comer”, de repente algo pasa y se convierte de angelito a monstruo en un minuto y piensas “¡por qué no me lo comí!”

Estoy segura que sí, a todos nos ha pasado, lo que no todos saben es cómo evitarlo.

Hay etapas de crisis en la vida de los niños que son muy notorias y cada una tiene más una razón de ser. Influyen las hormonas, los cambios físicos y emocionales. Por lo general, sucede cuando están dejando una etapa para pasar a otra.

Si tu hijo está atravesando una de ellas la clave de oro es la paciencia.

A los tres meses hay una etapa en la que crecen muy de prisa y el niño que no te lloraba en la noche de repente empieza a despertarse a cada rato. El llanto es su mejor arma de persuasión.

A los dos años (los terribles dos, dicen), pasan por una crisis en la que comúnmente jalan el cabello, pellizcan y su llanto o berrinche es muy estresante. Cuando tu hijo golpee o agreda… Da clic aquí para seguir leyendo.

La edad del “No Retorno”, que les da a los 9 años, es un parte aguas en su vida. Todo les molesta, todo les aburre, comienzan a cuestionarte todo, incluso si se parece a ti, si lo quieres, si es adoptado. No se encuentran a sí mismos y están más susceptibles de lo normal. Lee más aquí sobre el No Retorno.

Y luego viene la adolescencia… lee más sobre adolescencia.

En todas y cada una de las etapas de su vida, necesita de ti, que estés bien presente. Si no sabes qué le está pasando por lo general lo aplastas “te me callas y sientas” “no lo cargues que se malacostumbra” “a tu sillita de pensar 6 minutos” … Lee aquí sobre los efectos en tus hijos del rincón de pensar y otros castigos.

¿Qué hacer?

-Como papá y mamá debemos entender qué etapa esta pasando nuestro hijo y qué le está sucediendo, física y emocionalmente. Pregúntale directamente: “Qué puedo hacer por ti?” “¿Qué necesitas?”

-“Ve a su equipo”, lo más común es que te sientan como un contrincante y ahí inicia la guerra. Prueba diciéndole “a mi también me gustaría quedarme con mis amigos pero hoy no se puede, te entiendo y sé que da coraje”

Escuchar qué le esta pasando , validar lo que lo que le está sucediendo, si no lo haces la manera en que te va decir algo, es haciendo berrinche porque el niño no se está sintiendo escuchado, no se está sintiendo visto.

-No te debes enganchar, ni explotar, pero SÍ TIENES QUE SABER QUÉ HACER, entender qué etapa está pasando, qué le sucede física y emocionalmente.

Un niño llega al berrinche porque papá o mamá no tiene idea de qué hacer, no escuchó los mensaje previos y ¡pum! Se convierte en un pequeño monstruo.

Con amor,

Gaby González

Gaby González
Sígueme

Gaby González

Orientar y preparar a padres y maestros en cuanto a cómo acompañar, guiar y educar a los niños y adolescentes de ahora, teniendo en cuenta las características únicas de las generaciones más recientes y los cambios en el entorno sociocultural del momento histórico que atravesamos.
Gaby González
Sígueme

Gaby González

Orientar y preparar a padres y maestros en cuanto a cómo acompañar, guiar y educar a los niños y adolescentes de ahora, teniendo en cuenta las características únicas de las generaciones más recientes y los cambios en el entorno sociocultural del momento histórico que atravesamos.

To Top