despierta

¿Qué hacer si tu hijo(a) despierta por las noches?

Llevarlo a tu cama…

Dejarlo solito llorando… (ignorar es maltratar, clic aquí para leer)

Unas gotitas de… ¡ay no!

Lo más cómodo para los papás es mandarlos a la cama sí o sí. Lo mejor emocionalmente para los niños: no.

 

Vamos a hacer un ejercicio:

Imagina que tienes un mes de nacido, necesitas comer, que vas pedir comida y no te alimentan… ¿cómo te sientes?

Rechazado

Solito

Angustiado…

Tu supervivencia depende de que mamá te dé comida en ese momento, si no te da y te dice tres horas, tú vives en el presente y no sabes cuánto es tres horas…

Para el niño pequeño es literal, siente que se muere, se auto anestesia si este trato es constante, bloquea las sensaciones y se acostumbra, y sí, se convierte en “buen niño”.

Por supuesto que no funciona el típico consejo de “déjalo llorar tres días y verás que al cuarto va a ser un buen niño”.

En el primer año de vida el derecho natural del niño es necesitar. Es el año que más necesita que estés presente para cubrir sus necesidades. Si tú como papá piensas “es que si no se va a acostumbrar, se va a hacer malcriado y manipulador” sólo recuerda:

“Mi hijo no es un manipulador, está necesitando de mí. Si no es de mí, de quién más va a ser. “

Si ya está más grande y ya había superado esta etapa, ¿por qué se está despertando nuevamente a los 2, 3 o 4 años? El niño tiene una crisis de crecimiento y necesita otra vez nutrimientos, puede que necesite la leche de nuevo y es normal, hay que atenderlo, no durará mucho tiempo, a lo mucho, un par de meses.

Elsa, de 32 años llegó al consultorio y me dijo: “Es que Gaby, siempre es lo mismo, mi novio no me ve, por ejemplo, vamos al cine y si no sabemos cuál película ver él escoge… ¿pero qué no sabe que no me gustan esas películas?

¿De dónde crees que viene el que estés anestesiando tus necesidades? Cuando tuviste que necesitar, te bloquearon, fuiste rechazada y aprendiste que lo que necesitas no es importante. “Decide tú por mí, porqué no sé qué necesito”

La mejor técnica definitivamente no es dejarlos llorar. Lo mejor que podemos hacer durante el primer año de vida es atender sus necesidades y poco a poco ir retrasándolas. Como a los 2 o 3 años el niño puede ya dormir solo en su cuarto, pero antes de eso atiéndelo, si en el primer año de vida puedes hacer colecho adelante. Te preguntarás ¿y la intimidad de los padres? A poco solo existe la noche…

Çon amor,

Gaby González.

Gaby González
Sígueme

Gaby González

Orientar y preparar a padres y maestros en cuanto a cómo acompañar, guiar y educar a los niños y adolescentes de ahora, teniendo en cuenta las características únicas de las generaciones más recientes y los cambios en el entorno sociocultural del momento histórico que atravesamos.
Gaby González
Sígueme

Gaby González

Orientar y preparar a padres y maestros en cuanto a cómo acompañar, guiar y educar a los niños y adolescentes de ahora, teniendo en cuenta las características únicas de las generaciones más recientes y los cambios en el entorno sociocultural del momento histórico que atravesamos.

To Top
Logo-NDA2

Suscribete a nuestro newsletter y recibe contenido GRATIS

Al suscribirte recibirás vía email contenido completamente gratis que te ayudará y guiará en el camino a convertirte una mamá o papá más efectivo.

Tranquil@, no te dejaremos sol@.

Por favor revisa tu bandeja de correo para terminar la suscripción.