4

Nunca me dijiste…

Hoy queremos compartirte este maravilloso texto, sabemos que también te encantará:

NUNCA ME DIJISTE…

Mamá, tu me dijiste que la maternidad sería maravillosa.
Pero mamá, nunca me dijiste lo que me haría.
Como tomaría a la mujer que yo era;
la mujer que pensaba que lo sabía todo
y que podía controlarlo todo
y enseñarle que tenía mucho que aprender.

Mamá tú me dijiste que habrían noches sin dormir.
Pero mamá, nunca me dijiste lo cansador que sería;
cómo dormir se volvería un lujo y no un derecho.
Pero que no había nada más dulce que escuchar el sonido
de sus constantes respiraciones mientras duermen;
y que incluso cuando lo único que quiera
es cerrar los ojos por cinco minutos,
los brazos pequeños alrededor de mi cuello,
cantándome canciones,contándome cuentos y riéndose
me haría olvidar lo tanto que necesito dormir.

Mamá tu me dijiste que la maternidad cambiaría mi forma de pensar.
Pero mamá, nunca me dijiste que mi memoria se rompería en pedazos, y que olvidaría, perdería, y confundiría cosas;
pero que recordaría claramente el peso de sus
pequeños cuerpos cálidos en mis brazos,
la primera vez que los sostuve.

Mamá tu me dijiste, que la maternidad cambiaría mis prioridades.
Pero mamá, nunca me dijiste nada acerca de lo preocupante;
cuánto me preocuparía si ¿Están felices? ¿Son saludables?
¿Están bien? ¿Soy suficiente?
No sabía que las necesidades de otra persona
podrían completamente consumir todos mis pensamientos
y que todo lo demás se convertiría en algo sin importancia,
secundario, mientras mis hijos fueran felices.

Mamá, tu me dijiste que sería una alegría verlos crecer.
Pero mamá, nunca me dijiste lo rápido que pasaría el tiempo;
cómo las horas, los días, las semanas y los meses
pasarían tan rápido que de repente me encontraría mirando a un bebé en lugar de un recién nacido; un niño en vez de a un bebé; y le rogaría al tiempo a ser más amable y que me espere para poder aprovechar cada momento.

Mamá, tu me dijiste que la maternidad me enseñaría cosas.
Pero mamá, nunca me dijiste cómo convertirme en una madre me pondría pruebas y me empujaría, y me haría dudar,
y me llevaría a pensar que estaba haciendo todo mal;
Pero que con cada prueba, cada empuje, cada momento difícil
me enseñaría cómo ser mejor, cómo ser más fuerte,
y de lo mucho que soy capaz.

Mamá, tu me dijiste que me amabas.
Pero mamá, nunca me dijiste cómo ese amor correría tan ferozmente por mis venas.
Cómo cualquier otro amor que he sentido,
no sería nada como esto.
Que sería un amor que me enseña a dar más de lo que nunca pensé que podía dar, y que de alguna manera quiera dar aún más cuando creo no tener nada más que dar, y que me enseñaría a ser agradecida de los momentos más alegres y sencillos.

Autor: The Tuna Chronicles

Niños de Ahora
Niños de Ahora

Latest posts by Niños de Ahora (see all)

To Top