viaje

Nos mudamos a Argentina: cómo lo vive Romina

A finales de marzo dejamos nuestro departamento en la Ciudad de México para mudarnos de casa. El cambio no solo era el irnos a otra casa o departamento, sino hacer una modificación en nuestras vidas. Por cuestiones de trabajo, los vientos del cambio nos llevaron al otro lado del continente. ¡Nos mudamos a Argentina! No solo es una nueva experiencia para mi esposa y para mí, sino para Romina también. ¿Cómo sentiría el cambio la nena? ¿Se sentiría fuera de lugar al estar en un ambiente nuevo?

Romina está en una etapa en su vida en la que ya es consciente de muchas cosas y de las personas que la rodean. Además, están los abuelos que disfrutan de verla crecer y hacer todas sus aventuras –y descubrimientos. Nos pusimos a pensar que pasaría con esta mudanza que no solo era de hogar, sino de país. En algunos foros leí que al parecer los cambios de casa hacen que los peques se sientan con ansiedad o presenten problemas para dormir. Si a eso, le aunamos el hecho de ir a un nuevo país, a una guardería nueva y con gente adulta que tienen un acento diferente al que está acostumbrada…teníamos cierta preocupación al respecto.

Por fin llegó el día que viajaríamos de la Ciudad de Mexico a Buenos Aires. Aquí, se nos presentó la primera preocupación. ¿Cómo sería el viaje de 9 horas para la niña? Gracias a Dios, ella estuvo tranquila durante todo el viaje. El despegue fue sin problemas relacionado a posible dolor de oídos por el cambio de altura. Estuvo muy entretenida durante la primera media hora hasta que logró dormirse por aproximadamente hora y media. El hecho de haber despertado tan temprano por ser un vuelo de mañana, “colaboró” para que pudiera dormirse sin problema alguno. El resto del viaje estuvo calmado para ella ya que se puso a dibujar y a platicar con medio mundo. Al aterrizar, la felicitaron por haberse portado muy bien durante el vuelo –tanto el sobrecargo como un par de pasajeros.

Desde que llegamos la niña ha estado muy tranquila y sin problemas de dormir. El cambio de ambiente, primero en hotel y ahora en la casa, pareció no inmutarla ni afectarla en nada. Ha estado emocionada jugando y siendo ella misma. En las dos ocasiones que hemos ido al súper, se ha puesto a saludar a todos y decirles hola como siempre lo ha hecho. Todo le emociona y se pone a decir “¡wow!” por todo (le encantan los coches y cada vez que ve uno dice “coche” con gran emoción). Si vamos a desayunar a un restaurant, nos vamos caminando y en el camino va cantando y “haciendo migas” con todos los que pasan corriendo, caminando o en bicicleta.

Hasta ahora no ha ido a guardería, porque tenemos que terminar un trámite para la residencia y que permite que podamos contratar varios servicios. Pero estando en casa, se la pasa muy agusto. Aunque creo que si extraña el ritmo de la guardería y todas las actividades a las que estaba acostumbrada. El fraccionamiento donde ahora vivimos, se presta para salir a caminar con ella y que juegue sin problemas…le encanta salir al jardín a cada rato. Tenemos la suerte de que haya muchas aves de distintas especies y que vengan a visitarla; hasta pericos se han parado en el jardín. Inclusive, pudo ver un conejo y diario pregunta por el “oejo”.

Lo que si hemos notado, es que pregunta por los abuelos constantemente. Si suena el celular, piensa que están hablando y pregunta emocionada si son ellos. La distancia es muy difícil, y no es cómo poder comprar un boleto de avión e ir –o que vengan- tan fácilmente. Pero, la tecnología nos hace las cosas más fáciles y más llevaderas. Aunque seguimos con las líneas de celular de México, y no hemos podido contratar internet para la casa, Skype móvil y whatsapp nos han ayudado mucho para que pueda platicar y saludar a sus abuelos. Es importante para nosotros, que no se olvide de ellos y los recuerde; también, que no olvide sus raíces que están en México.

Creo que lo realmente difícil para ella, ha sido el tener que dormir con nosotros en nuestra cama y el no poder ver a “Mickey Mouse Clubhouse”, “Peppa Pig” o sus videos de música. ¿Por qué está durmiendo con nosotros? Resulta que nuestros muebles vienen por barco y vienen con un retraso (inicialmente iban a ser 45 días, ahora parce que van a ser 60 días)…y ahí bien su cuna. Mientras, la empresa nos ha rentado muebles temporales pero no rentan cunas, sino camas con barandales. El problema no es que sea cama con barandal, sino que el barandal sobre sale solo unos 2 cms por encima del colchón…no hay forma que la proteja en la noche. (Pronto vamos a comprar una cuna de viaje para que duerma ahí mientras llega la suya).

Todo cambio puede ser difícil para un adulto, pero si se trata de una niña pequeña de casi 2 años (21 meses) de edad, no sabemos qué tan complicado o fácil puede serlo. El viaje de 9 horas y el cambio de ambiente, hasta ahora han sido favorables para ella. El hecho de mudarnos al extremo sur del continente (Buenos Aires, Argentina), va a ser una experiencia de vida para Romina que va a contribuir a su desarrollo. Y hasta ahora parece que todo va bien, ya veremos más adelante. Aquí, lo importante va a ser que entienda y aprenda de nuevas culturas y países, sin olvidarse de dónde están sus raíces: México…el cambio no será permanente. Ahora, estamos en pleno otoño aquí, y nos van a tocar 3 inviernos en un periodo de 1 año…y vaya que pinta para ser “diferente” este segundo invierno.

Rafa Rojas.

 

Más artículos del mismo autor.

Por qué no le grito a Romina. Da clic aquí para leer. 

A Romina le dio papitis, ¿Cómo manejarlo y qué hacer? Da clic aquí para leer. 

Rafael Rojas
Sígueme

Rafael Rojas

Bloguero de corazón y director de profesión at Descubriendo a papi
Papá primerizo a los 40 años de una hermosa niña llamada Romina. Comparte sus aventuras y experiencias en la paternidad a través de su blog donde escribe apasionadamente acerca de su mayor inspiración: su hija. Asimismo, trabaja como Director de operaciones en una empresa dedicada a la Consultoría y Desarrollo de Tecnología, en la que pone en práctica lo aprendido en sus estudios de Administración de Empresas en la University of California, Riverside (Estados Unidos).
Rafael Rojas
Sígueme

Latest posts by Rafael Rojas (see all)

Rafael Rojas

Papá primerizo a los 40 años de una hermosa niña llamada Romina. Comparte sus aventuras y experiencias en la paternidad a través de su blog donde escribe apasionadamente acerca de su mayor inspiración: su hija. Asimismo, trabaja como Director de operaciones en una empresa dedicada a la Consultoría y Desarrollo de Tecnología, en la que pone en práctica lo aprendido en sus estudios de Administración de Empresas en la University of California, Riverside (Estados Unidos).

To Top
Logo-NDA2

Suscribete a nuestro newsletter y recibe contenido GRATIS

Al suscribirte recibirás vía email contenido completamente gratis que te ayudará y guiará en el camino a convertirte una mamá o papá más efectivo.

Tranquil@, no te dejaremos sol@.

Por favor revisa tu bandeja de correo para terminar la suscripción.