sefue

Mi papá se fue, mi mamá también

 

Erika es una joven de 17 años que vive con su madre, Marcela y sus hermanos, Pepe de 9 años y Luis de 11. Sus papás se acaban de separar y su papá se fue a vivir a otra casa. Erika siente que lo ha perdido, pero lo que más le pesa es que siente que también está perdiendo a su mamá, pues aunque físicamente está con ellos, realmente no está, porque casi todo el tiempo está dormida y si no, está llorando, triste o enojada. Sus papás casi no hablan entre ellos porque cualquier conversación termina en gritos y reclamos por parte de ambos, lo cual también dificulta la comunicación entre ellos y sus papás.

 

Platicando con ella, me decía que trata de entender a su mamá, que sabe que lo que está viviendo es difícil y doloroso para ella y que quisiera saber cómo ayudarla, pero no sabe qué hacer y eso la frustra cada día más. Siente que debe cuidar a su mamá y también a sus hermanos, pero también se siente triste por la partida de su papá. Eso, aunado a su vida cotidiana en la escuela, dice que siente que de un día para otro se convirtió en adulta y mamá de tres personas y no sabe qué hacer con tanta responsabilidad y con tantas emociones al mismo tiempo.

 

Esta situación es muy común. La separación de una familia es un evento lleno de dolor y tristeza. Es una pérdida muy importante, pero no sólo para la pareja. En esta situación, la pérdida la viven todos los integrantes de la familia, tal vez cada uno de diferente manera, pero la viven. Ciertamente la pareja de una manera directa, pero para los hijos no es menos importante.

 

En el caso de Erika, su mamá no alcanzaba a ver el dolor de sus hijos, pues su propio dolor le hacía creer que era la única que sufría. Cuando pudo darse cuenta de su ausencia ante sus hijos, buscó ayuda para vivir y superar sanamente el duelo. Su mamá y su hermana le ayudaban a cuidar a sus hijos mientras ella iba a sus terapias y cuando regresaba, estaba con ellos, más presente y más tranquila, dispuesta a acompañarlos y apoyarlos en su día a día y en su duelo. De esta manera, pudo llegar a establecer acuerdos con el papá de sus hijos. Ya no hablaba con él desde su enojo o desde su dolor. Pudieron ayudar a sus hijos, haciéndoles sentir y saber que el divorcio no los incluía a ellos. Seguían contando con ambos para siempre.

¿Cómo ayudar a tu hijo a vivir la separación de una manera más sana?

  • Trata de pasar tiempo especial con tu hijo. Que sea una oportunidad de unión y no de fractura. Hagan actividades juntos que ambos disfruten.
  • Recuerda que todos en la familia están viviendo el duelo. No te pelees con eso.
  • Enseña a tu mente a pensar en positivo. Cada vez que vengan pensamientos de tristeza o de enojo, busca dos cosas buenas que eso conlleve. Nuestro cerebro necesita acostumbrarse a pensar en positivo, ayúdale. Dentro de cada problema, siempre hay una oportunidad.
  • ¡Engaña a tu cerebro! Parece mentira pero es posible engañar a nuestro cerebro. Cuando estés triste, sonríe, así, de la nada. El cerebro no sabe que estás fingiendo y segregará sustancias de felicidad y eso ayudará biológicamente a tu cuerpo a hacer que te sientas mejor.
  • Platica con tu hijo. Los papás se separan o se divorcian, pero no hay divorcios entre papás e hijos. Ellos siguen teniéndolos a los dos.
  • Si necesitas ayuda, pídela. Seguramente tu familia o amigas podrán ayudarte un día a cuidar a tus hijos mientras te tomas el tiempo necesario para descansar o incluso para llorar. Sí se vale hacerlo y es preferible que lo hagas mientras tus hijos están cuidados por alguien más.
  • Si consideras necesitar ayuda profesional, búscala. También se vale sentirte acompañada y guiada por un experto en la materia.

Independientemente del duelo y de todo lo que esto significa, tu hijo necesita más que nunca de ti, de tu apoyo, de tu compañía, de que le ayudes a reforzar su seguridad, su confianza y su valía. Para ti es algo muy difícil, pero también para él. No permitas que se sienta abandonado por los dos. Unan fuerzas para salir adelante. En un equipo, nunca se deja atrás a un compañero lastimado.

Claudia Bernal

Claudia Bernal

Claudia Bernal

Claudia ha trabajado en el área de educación durante 12 años. Debido al contacto que ha tenido con niños y adolescentes, se ha percatado de la necesidad tan grande que tenemos como sociedad de un cambio en nuestra forma de educar, de amar y de guiar a nuestros hijos.
Claudia Bernal

Latest posts by Claudia Bernal (see all)

Claudia Bernal

Claudia ha trabajado en el área de educación durante 12 años. Debido al contacto que ha tenido con niños y adolescentes, se ha percatado de la necesidad tan grande que tenemos como sociedad de un cambio en nuestra forma de educar, de amar y de guiar a nuestros hijos.

To Top
Logo-NDA2

Suscribete a nuestro newsletter y recibe contenido GRATIS

Al suscribirte recibirás vía email contenido completamente gratis que te ayudará y guiará en el camino a convertirte una mamá o papá más efectivo.

Tranquil@, no te dejaremos sol@.

Por favor revisa tu bandeja de correo para terminar la suscripción.