meditacion

Meditación para tus peques

Hace unos meses tuve la oportunidad de participar en la Cumbre de Padres de Ahora y de pasar un día muy lindo con Luis, Gaby y sus hijos, durante el que aprendí mucho sobre su trabajo en Niños de Ahora. En la Cumbre hablé sobre cómo introducir a tus hijos a la meditación y desde ese evento he recibido cientos de correos pidiendo más consejos y meditaciones. Por eso, quiero compartir contigo una serie de artículos con diferentes técnicas que puedes aplicar a diario para ayudar a tus hijos a traer más presencia a su vida, sin importar su edad. 
 
Antes de comenzar, me interesa mucho explicarte que hay cientos de métodos o técnicas para llegar a un estado de meditación. Seguro ya has escuchado muchos de estos métodos; como la meditación a través de la respiración, el Mindfulness, la Meditación Transcendental, la visualización o los mantras. Si estás recién entrando al mundo de la meditación, es común que te sientas confundida con tantas técnicas y es muy normal que unas te gusten y otras no te funcionen para meditar. No hay un método correcto ni incorrecto para meditar, porque la meditación no es un destino final al que llegamos, ni algo que tenemos que lograr, la meditación es UNA FORMA DE SER en la que te permites estar tal cuál donde te encuentres, sin resistencia y observando plenamente el momento presente, consciente de tu experiencia como ser humano. 
 
Una pregunta muy frecuente que tanto Gaby como yo recibimos de los padres es: “¿Cómo hago para que un niño de 4 años se siente y ponga su mente en blanco?” Suena casi imposible, es más creo que lo es haha… Sin embargo la meditación no es “poner la mente en blanco” y eliminar todos los pensamientos, ya que es imposible eliminarlos, por lo que no debes esperar ni que tu ni que tu hijo lo puedan lograr.
 
La meditación, como técnica, entrena la mente para que los pensamientos no dominen tu vida y puedas conectarte con ese espacio infinito que existe más allá de tus pensamientos. La meditación es una conexión con nuestra divinidad; un lugar que está mucho más allá de los pensamientos recurrentes que cruzan por la mente. El principio del Mindfulness es estar presente en lo que está ocurriendo en este momento, sin juzgar ni analizar, simplemente observar y estar presente ahora. Los niños son naturalmente muy buenos estando presentes en este momento, ya que no se preocupan tanto por el futuro como los adultos.
 
Son muchos los beneficios de introducir la meditación en la vida de tus hijos, pero algunos de los más importantes son:
  • Aumentar la concentración.
  • Reducir la hiperactividad.
  • Mejorar la relación con toda la familia.
  • Aumentar su auto- estima.
  • Reducir niveles de ansiedad.
Además, la meditación aumenta el sentimiento de compasión que sientes tanto por ti mismo como por los demás, lo cuál es clave para traer más amor y sanación a este mundo.
 
Al enseñarle a tu hijo a meditar, estarás entregándole una herramienta que le traerá muchos beneficios también de adulto; tanto físicos, como mentales y espirituales.
 
En esta serie de artículos te estaré compartiendo ejercicios y herramientas que puedes aplicar para introducir la meditación en la vida de tus hijos de una forma sencilla y entretenida. Es importante recalcar que los niños siguen el ejemplo y por eso tu práctica de meditación o de conexión con tu espiritualidad es clave para poder integrar esta práctica a la vida de tus hijos. 
 
Aquí te doy algunos consejos para iniciar con la práctica de meditación:
  • Comienza lento y sencillo. En general se recomienda un minuto por edad del niño, sin embargo para muchos niños 3-5 minutos es el tiempo ideal. Necesitarás solamente unos minutos al día para realizar los ejercicios y lo importante es la constancia. Volverlo un ritual diario.
  • Prepara el espacio: Busca un espacio callado, sin distracciones tecnológicas o ruidos extremos. Puedes poner música de fondo, candelas o aceites esenciales; ¡a los niños les encantan!
  • No te frustres ni te des por vencido si tu hijo al principio está incómodo o se mueve demasiado. Te recomiendo seguir intentando quizás con técnicas más cortas o en otro ambiente. Recuerda mantener la experiencia lo más placentera posible e incentivar los pequeños logros.
  • Es importante recalcar que el Mindfulness y la meditación no son técnicas disciplinarias y la experiencia no debe ser una obligación, sino todo lo contrario. Ésta debe relacionarse con sentimientos de aceptación, tranquilidad y amor. Esto ayudará a que tu hijo recuerde y utilice estas mismas técnicas por sí mismo cuando esté en situaciones de estrés o ansiedad.
 
Meditación, respiración y corazón
Esta es una de las técnicas más sencillas y lindas para traer más presencia al momento presente, además se adapta para ser realizada con niños de todas las edades. 
Los pasos son los siguientes:
 
1. Siéntate con tu hijo en un lugar cómodo y silencioso, si deseas puedes poner música de fondo, pero asegúrate que todas las distracciones estén apagadas. Si tu hijo es pequeño, puedes sentarte cómodamente en una silla o en tu cama y tomarlo en brazos cerca tuyo. 
 
2. Pon tu mano derecha en tu corazón y tu mano izquierda sobre tu abdomen, pídele a tu hijo que haga lo mismo. Ahora, juntos, inhalen de tal forma que el pecho y el abdomen se expandan y exhalen sintiendo como el aire sale por completo. Si quieres, en cada inhalación pueden decir una palabra, como “entra” y en cada exhalación: “sale”. Si te sientes creativa puedes utilizar palabras como “amor” y “paz”. 
 
3. Si tienes a tu hijo en brazos, entonces acurrúcalo cerca de tu corazón (que pueda sentirte respirando profundo e inclusive sentir tu corazón). Realiza tu la respiración profunda, no es necesario que digas las palabras en voz alta, puedes decir “amor” y “paz” en tu mente. Pero, es importante que estés 100% presente en la experiencia para que tu bebé pueda sentir tu tranquilidad.
 
4. Repite este ejercicio durante 5 respiraciones. Al terminar pregúntale a tu hijo cómo se siente ahora, después de la práctica. Es importante observar los sentimientos o pensamientos que salgan a partir de la práctica, sin juzgar ni analizarlos, simplemente aceptándolos como parte del proceso y dejándolos ir.
 
5. Si deseas puedes repetir un ciclo más de 5 respiraciones (puedes seguir repitiéndolo cuántas veces sea necesario). 
 
En los próximos artículos estaré compartiendo diferentes técnicas que puedes utilizar con tu hijo durante el día para traer más presencia a las actividades diarias.
 
Con cariño,
 
María José
Para leer más artículos como este visita:
María José Flaqué
Sígueme

María José Flaqué

Profesora de yoga, Conferencista y Health Coach at Mujer Holística
María José Flaqué es una emprendedora de negocios digitales entre los cuales están Mujer Holística y Mujer Holística Emprendedora. La primera, dedicada a la salud holística, la meditación y el bienestar, en tan sólo tres años se ha convertido en una plataforma líder en países como México y Colombia.

Mujer Holística Emprendedora es un proyecto más reciente que está enfocado en apoyar y capacitar mujeres para que incursionen en el campo del emprendimiento consciente.
María José Flaqué
Sígueme

Latest posts by María José Flaqué (see all)

María José Flaqué

María José Flaqué es una emprendedora de negocios digitales entre los cuales están Mujer Holística y Mujer Holística Emprendedora. La primera, dedicada a la salud holística, la meditación y el bienestar, en tan sólo tres años se ha convertido en una plataforma líder en países como México y Colombia. Mujer Holística Emprendedora es un proyecto más reciente que está enfocado en apoyar y capacitar mujeres para que incursionen en el campo del emprendimiento consciente.

To Top