divorcio

Los 7 aspectos que necesitas conocer para afrontar la separación de forma madura y respetuosa y no dañar a tus hijos

La separación trae muchas emociones y cambios. Es un movimiento profundo en la vida de todos los integrantes de la familia. Sin embargo, es posible tener una separación madura y respetuosa en donde no se dañe la integridad de los hijos. Te comparto estos 7 aspectos fundamentales para que logres transitar este proceso de la mejor forma.

  1. Los padres son quienes se divorcian, los hijos no. Los niños deben saber que es la pareja quien se separa, que papa siempre será su papá y mamá su mamá. Si hay hermanitos, estos deberán permanecer juntos por el bien de ellos. El amor y la presencia permanecerán. Deben saber que son y serán amados siempre por sus padres.
  2. Es importante aceptar que aparecerán sentimientos fuertes tanto en los adultos como en los niños. Inseguridad, miedo, dolor, desánimo. Son emociones que si las permitimos pasarán. Pero es importante saber que como adulto tienes más herramientas para lidiar con dichas emociones y debes trabajar en ellas para ayudar al niño a procesar las suyas. El niño debe saber que es normal que sienta todo esto y que está bien expresarlo. Que tú como adulto estarás ahí para contenerlo y acompañarlo.
  3. Es normal que si te separas sientas enojo con tu ex, más si fue el otro quién decidió o pidió la separación, sin embargo, una cosa es sentir enojo a permanecer en la lucha permitiendo que sentimientos como el odio, resentimiento o ganas de venganza crezcan. Los niños sienten todas las emociones que tú tienes hacia su padre o madre y en definitiva les afectan de manera muy profunda. Trabaja con tu rabia y no permitas cegarte ante estas emociones y perjudicar la vida de tus hijos con sentimientos no resueltos.
  4. Al hablar con los hijos sobre la separación es importante no dar demasiadas explicaciones y sin atribuir culpables. No se puede subestimar la capacidad de sus hijos para entender lo que está ocurriendo. Lo importante es que ellos sepan que sus padres seguirán a su lado y que podrán contar con ellos cuando lo necesiten.
  5. Es necesario levantarse y superar el dolor. Ya que cuanto más le cueste a alguno de los padres superar la ruptura, más trabajo les costará a los hijos asumirla de una manera sana. Busca ayuda y recuerda tus hijos no son ni tu terapia, ni tu apoyo. Ellos necesitan lidiar con su propio dolor.
  6. Por más dolor que como madre o padre estés sintiendo no puedes dejar de mirar y estar al pendiente de los cambios de conducta de los hijos. Observar si algo ha cambiado en sus hábitos de alimentación, sueño, de estudio, todo volverá a la normalidad siempre que los límites y estructura continúen. Pero es importante observar los cambios para apoyarlos con más fuerza.
  7. Los padres deben evitar ejercer presión a los hijos como por ejemplo impidiéndoles que tengan algún tipo de relación con la nueva pareja de su ex pareja o hablarle mal del otro conyugue.

Con amor,

Claudia.

 

De la misma autora:

 

Cómo explicarles a los niños el tema de la separación. 

 

El gran desafío de las familias ensambladas. 

To Top