nolorecibo

Lo recibo o no lo recibo

¿Qué haces cuando tu hijo llega de la escuela triste o enojado porque un compañero le dijo alguna ofensa, como por ejemplo tonto, feo, etcétera? ¿Qué le dices que haga con eso?

 

En la actualidad podemos escuchar con mucha frecuencia a mamás o papás decirles a sus hijos, “no te dejes”, “defiéndete”, “si te pegan, pega”, “dile que el es más tonto que tú”. Al final, la enseñanza es que la agresión con agresión se paga, y entonces me atrevo a preguntar, que hace diferente al agresor del agredido. Al final, nada.

 

Es cierto que como mamá o papá, puedes estar buscando enseñarle a tu hijo la mejor manera de relacionarse con los demás a través de valores como el respeto, pero eso no significa que todos estén haciendo lo mismo.

 

Entonces ¿que le puedes decir a tu hijo que haga si le dicen algo así?

 

  • Puedes decirle que las groserías por si mismas no significan nada. El peso, la importancia, el sentido, se los damos nosotros. Por eso no es lo mismo que una persona que no conoce le diga una grosería a que una persona que quiere se lo diga. Lo que más pesa es el significado y el peso que él le da. Ayúdalo a darle o quitarle el peso a las palabras según sea el caso. Si es una palabra de afecto, puede darle un peso importante, si es una ofensa, puede quitarle todo el peso. Esto puede ser su decisión y tener el poder de hacerlo, puede ayudarle a sentir más seguridad. Es parte de desarrollar su inteligencia emocional.

Te interesa. Ayuda  a tu hijo a quitarle poder la miedo. Clic Aquí para leer. 

  • Las personas que ofenden o que agreden es porque en algún momento ellas fueron agredidas u ofendidas por alguien más. Nadie puede dar lo que no tiene.

Lee aquí. A mí también me gritaban. 

  • Nuestra boca habla de lo qué hay en nuestro corazón. Si podemos recordar esto, una persona que agrede puede provocar más compasión que enojo.

Adiós a mi enojo. La historia de Rubén. Clic aquí para leer. 

  • Es muy probable que quien dice una grosería, no sabe ni siquiera el significado de la misma, especialmente los niños. Dile que le pregunte a quien lo quiere lastimar si conoce el significado. Si ve que no lo saben, la agresión perderá fuerza por completo.

En ocasiones, la sociedad nos vende la idea de que es debilidad pasar por alto las ofensas, que si lo haces, realmente eres tonto, dejado o débil. Creo que los niños merecen aprender de una manera diferente, de una manera que en vez de provocar más y más agresión, provoque más compasión y empatía y que otros niños aprendan de las buenas actitudes del otro. Como un efecto dominó. Recordemos que la palabra mueve, pero el ejemplo arrastra.

Más de Claudia Bernal.

Mi papá se fue, mi mamá también. Clic aquí para leer este artículo. 

No lo sobrecargues. Clic aquí para leer este artículo. 

Claudia Bernal

Claudia Bernal

Claudia ha trabajado en el área de educación durante 12 años. Debido al contacto que ha tenido con niños y adolescentes, se ha percatado de la necesidad tan grande que tenemos como sociedad de un cambio en nuestra forma de educar, de amar y de guiar a nuestros hijos.
Claudia Bernal

Latest posts by Claudia Bernal (see all)

Claudia Bernal

Claudia ha trabajado en el área de educación durante 12 años. Debido al contacto que ha tenido con niños y adolescentes, se ha percatado de la necesidad tan grande que tenemos como sociedad de un cambio en nuestra forma de educar, de amar y de guiar a nuestros hijos.

To Top
Logo-NDA2

Suscribete a nuestro newsletter y recibe contenido GRATIS

 

 

Al suscribirte, recibirás vía correo  un mail con el título “AQUÍ ESTÁ TU GUÍA” que incluye la guía “8 prácticas para criar niños equilibrados y felices”.

 

No olvides agregar nuestro correo contenido@ninosdeahora.tv a tu lista de contactos para recibir todo el contenido.

 

Tranquil@, no te dejaremos sol@.

Por favor revisa tu bandeja de correo para terminar la suscripción.