ensamblada

El gran desafío de las Familias Ensambladas

Para comenzar me gustaría invitarte a cerrar tus ojos un minuto para conectar con tus sentimientos. Y sin pensar mucho te voy a pedir que observes dentro de ti, ¿qué se siente escuchar la palabra Madrastra o Padrastro? ¿Se siente fuerte verdad? Porque el significado de esta palabra es “mujer que trata mal a los hijos” o bien “hombre que mal trata a los hijos”, es una palabra que se usa en forma despectiva para nombrar el vínculo de un hombre o una mujer que llega a la vida de una pareja en donde hay hijos. Disney y el cine se encargaron de tatuarnos esta idea con películas como la Cenicienta y aunque hoy en día el mismo cine intenta redimir dicho vínculo, la mitad de nuestra educación ha sido bien programada en el inconsciente con esas imágenes de madrastras y padrastros malignos.

No por ser madrastra o padrastro viene implícita la maldad, hay personas que hacen lo mejor que pueden: el bien y otras que hacen lo contrario.

Así que, si estas a punto de unirte a una persona con hijos o ya lo hiciste, te invito a que, en primer lugar, no te identifiques con este nombre. Y retomes la dignidad que te pertenece en tu bella humanidad recordando que cada quién diseña su propia historia. Y que Disney, ya murió.

¿Qué es una familia ensamblada?

Es aquella en la cual uno o ambos miembros de la pareja actual tiene uno o varios hijos de parejas anteriores. Y, dentro de esta categoría entran las personas que enviudaron, que se divorciaron o bien madres y padres solteros.

Sea cual sea tu situación, estás en todo tu derecho de ir por esa segunda o tercera oportunidad con la frente y el corazón en alto, sabiendo que, si bien constituir una familia ensamblada representa muchos desafíos también es una oportunidad de amor y crecimiento como seres humanos. Y por eso estoy aquí, para compartirte algunos tips que te ayudarán en esta hermosa labor.

  1. Planificar el cambio: es aconsejable que un cambio tan grande se valla dando de manera paulatina, respetando los sentimientos de cada uno de los miembros de la familia. Para esto te pueden ayudar los artículos: http://ninosdeahora.tv/como-introducir-a-la-nueva-pareja-con-tus-hijos/,  http://ninosdeahora.tv/los-4-pasos-a-seguir-para-cuidar-el-corazon/ y https://ninosdeahora.tv/los-3-miedos-mas-grandes-que-enfrenta-un-nino/
  2. Llegar a acuerdos financieros y de vivienda: será necesario tener una comunicación adecuada con tu pareja y ex pareja para llegar a los acuerdos financieros justos para todos. También se sugiere un punto neutral donde comenzar esta nueva historia. Una casa nueva, un nuevo proyecto en común. Ya que, no es lo mismo llegar a vivir a un hogar ya constituido con anterioridad. Esto puede hacer más difícil el sentido de pertenencia de la persona que llega.
  3. Establecer tiempos de calidad: Es importante hacerle saber a cada uno de los miembros de familia que es importante y que es amado, esto no sucede simplemente con decirlo, hay que actuar ! dale a cada uno de tus hijos el tiempo que necesita contigo a solas para continuar nutriendo el vínculo de amor, el vínculo padre-madre-hijo.
  4. La nueva pareja deberá establecer un vínculo parecido al de un amigo o “compañero de campamento” en lugar de alguien que disciplina. Ya que de lo contrario aparecerá en escena esa “madrastra o padrastro” que no queremos invitar a nuestra nueva historia. El padre o madre en custodia deberá ser quien discipline. Y esto no significa que la pareja no pueda poner límites, pero sí aprender la diferencia entre limites sanos a ser el que disciplina desde el “deber”, con esto solo conseguirás echarte a cuestas a unos pequeños o grandes adversarios.
  5. Normas y límites en el hogar justas e igualitarias: al ensamblar una familia debemos ser conscientes de que cada persona tiene su historia y sus costumbres, un gran desafío de la nueva pareja será entonces lograr acuerdos incluyentes, evitar los consentimientos o favoritismos. Todos ayudan en casa, todos comen lo mismo, para todos las mismas reglas.
  6. Fomentar la relación y el vínculo con los padres biológicos. Honra a quienes no están. No podemos desaparecer de un día a otro al padre o madre de los niños, un desafío importante es ser consciente del pasado del otro y respetarlo. Nunca hablar mal del que está ausente y en lo posible honrarlo y tomar en cuenta los sentimientos de los niños con respecto a ambos padres biológicos. Esto implica trabajo interno, sí, hay un ex y sí, hay que trabajar nuestras emociones al respecto.
  7. Olvidar la inmediatez, recordar que es un proceso que bien llevado con mucho amor y cautela puede resultar una experiencia exitosa a pesar de los desafíos. “Roma no se hizo en un día”. Armar una familia ensamblada es como un rompecabezas. Debemos respetar los ritmos naturales y el proceso de cada quién, no forzar las cosas.
  8. Respetar los vínculos con la familia extensa: debemos ser conscientes de que la familia se extenderá, los niños tendrán muchas más personas con quienes relacionarse y es importante que respetemos su derecho a desear vincularse o no con tíos, primos etc… nuevos. Dales tiempo y de nuevo, no forzar las cosas.
  9. Fortalece el vínculo con tu pareja: las demandas de la familia ensamblada serán mucho mayores y es crucial que la pareja se dé tiempo para continuar alimentando el vínculo, sin hijos, sin familia. Solos, dándole espacio a que la intimidad surja.
  10. Vive el aquí y el ahora: aquí y ahora nos da paz. Preocuparnos por lo que viene no ayudará. Un paso a la vez y confiando en que este momento es lo único verdadero soltando las expectativas irreales de un futuro que no ha llegado.
  11. No imagines, no supongas, no entres en pánico. Experimenta lo real. Escucha a cada uno de los miembros de tu familia incluido a ti mismo con el corazón. No supongas o adivines sus sentimientos o pensamientos. Pregunta, comunícate.
  12. Expresa tus sentimientos con amor y respeto, comunica lo que no te gusta, aprende a comunicarte sin violencia en forma asertiva.
  13. Abandona los juicios y comparaciones, más bien siente y observa.
  14. Entrégate al desagrado y al dolor tanto como al placer. No es negando los conflictos como los resolvemos: solo aterrizando lograremos tener un amor real. La vida no es rosa, a veces es negra, gris, azul y es importante abrazar tanto lo que nos gusta y mirar lo que no con los ojos del amor, al final el único capaz de transformar las situaciones dolorosas. Las habrán, sin embargo, si miras el conflicto como una oportunidad te hará crecer a ti a los demás.
  15. Responsabilízate de tus acciones, de tus sentimientos y tus pensamientos: recuerda, nadie es culpable de nada, hazte cargo de ti y de lo que te toca, suelta el control y permite que todos crezcan.
  16. Amate y acéptate cómo eres, ama y acepta a los demás, ama y acepta tu nueva historia tal y como es: Muchas veces las cosas no son como nos gustaría que fueran y este es uno de los aprendizajes que nos trae el amor. Suelta las expectativas grandilocuentes de tu vida y amala tal cual es, serás mucho más feliz.

Con amor,

Claudia

P.D. ¡Gracias por compartir este artículo con todas las familias ensambladas que conozcas, puede serles de gran ayuda!

To Top
Logo-NDA2

Suscribete a nuestro newsletter y recibe contenido GRATIS

 

 

Al suscribirte, recibirás vía correo  un mail con el título “AQUÍ ESTÁ TU GUÍA” que incluye la guía “8 prácticas para criar niños equilibrados y felices”.

 

No olvides agregar nuestro correo contenido@ninosdeahora.tv a tu lista de contactos para recibir todo el contenido.

 

Tranquil@, no te dejaremos sol@.

Por favor revisa tu bandeja de correo para terminar la suscripción.