sexualidasana

Cultiva una educación sexual saludable en niños y adolescentes

 

El mundo que hoy vivimos no es como el de nuestros padres ni abuelos por lo que tenemos que estar informados y preparados para darles una mejor educación sexual a nuestros hijos que no este basada en prejuicios y donde les permitamos desarrollar su curiosidad natural, que puedan sentir y preguntar.

El órgano sexual más importante es el cerebro.

Es ahí donde están localizados nuestros pensamientos, ideas y creencias. Generalmente las ideas que compartimos con nuestros hijos vienen de generaciones atrás. Tenemos la responsabilidad de observar y escuchar que les estamos comunicando.

Cada niño tiene un nivel de sexualidad.

Es importante ver que nos exige cada hijo para poderlos ayudar. Lo puedes medir de 1 al 5.

Un niño 1: Inocente y con muy poca curiosidad. Aquí tendré que ser yo quien le proporcione información para que vaya descubriendo.

Un niño 5: Sensibilidad a flor de piel, mayor curiosidad desde muy chico. Describe lo que siente su cuerpo. En estas situaciones tenemos que estar más cerca y preguntarle qué siente.

Lo más importante es que tú trabajes en sentirte cómodo con estos temas para poderlos orientar.

Tres pilares esenciales en el tema de sexualidad: Intimidad, respeto y responsabilidad.

Intimidad tiene que ver con sentirse seguro y con confianza. Uno se puede desnudar donde encuentra espacios de intimidad y se siente seguro. Como el baño, o su cuarto donde aprenden a vestirse. Son los espacios en donde esa intimidad es la que queremos que se reproduzca cuando sea más grande, ese espacio es importante que lo empiecen a trabajar desde chicos.

Respeto es que se pueda explorar y revisar con curiosidad sin que papá o mamá lo juzguen o ataquen diciéndole ¡No seas cochino! ¡Déjate, no te toques ahí!

Respetando la curiosidad natural de los niños los vamos ayudar a que crezcan totalmente saludables sexualmente y podrán acercarte a ti para preguntas de este tema sabiendo que no hay regaño ni crítica.

Responsabilidad es saberte cuidar. “Yo sé que ya puedo ir solo al baño porque soy responsable y manejo ciertas conductas higiénicas en mi casa, cuando voy a la casa de mi amigo o de mi primo”.

También soy responsable cuando estoy con mi hermanito o un amigo en el baño o en su cuarto y no hago cosas que me lastimen o que me pongan en riesgo.

Me puedo considerar responsable con cosas tan pequeñitas cómo: “Ya me dijo mi mamá que no me puedo meter el cotonete hasta dentro porque puedo lastimar mi oído”

Hablarles desde bebés de la importancia de estos tres conceptos en cosas cotidianas va a ser un precedente muy importante para la etapa donde habrá que explicar el tema de las relaciones sexuales.

Los Primeros 5 Años.

Conductas Sanas

  • Se empiezan a explorar, se tocan, les gusta tratar de abrir su pene o su vagina para ver qué encuentran, así como si fuera la nariz.
  • A la hora del baño quieren conocer más de lo que está pasando con su cuerpo, de todas las secreciones que puedan salirles, así sea lagaña o moco.
  • Empiezan a ver las diferencias del cuerpo de hombre y mujer, hacen varias preguntas, quieren tocar otro cuerpo, especialmente los genitales de mamá, papá, hermano o amiguito.
  • Es normal que en algunos casos a las mamás de niños de 5 y 6 años les hablen del colegio para decirles que su hijo le estaba viendo los calzones a otro niño(a) o que se estaban enseñando sus genitales.

 

Conductas Dignas de Atención

  • Cuando hay curiosidad extrema y los acontecimientos se reproducen de una a dos veces a la semana en distintos escenarios: Colegio, casa, casa del vecino, de los primos.
  • Encontrarlo buscando desnudarse constantemente.
  • Burlarse del cuerpo.
  • Que no este feliz con ser de su género.

Tenemos que ayudarle a acomodar estas situaciones a través de un papá y una mamá que le puedan explicar o mostrar imágenes de acuerdo a su edad.

Ayúdalo a regular su conducta social a través de las reglas y códigos que se manejan en nuestro medio, pero no lo hagas desde la culpa, la vergüenza y la humillación.

Los niños entienden fácilmente y estos comportamientos, que son focos rojos, dejan de suceder cuando hay amor y comprensión.

De los 6 a los 10 años

Conductas Sanas

  • Empieza a hablar más de lo que es el sexo.
  • Pregunta cosas más específicas.
  • Empieza a tener acceso a imágenes de cuerpos en trajes de baño, desnudos, aparatos reproductores, entre otras.
  • Las preguntas más frecuentes o comentarios son: ¿Qué es lo que hacen cuando tienen sexo? ¿Por qué están desnudos en la cama? ¿Para qué se besan? ¿A qué sabe?

Generalmente nos sentimos incómodos, no sabemos que contestar, que decir, que no, hasta dónde, sí me estoy anticipando demasiado.

Cuando te hacen una de estas preguntas es recomendable hacer una pausa, respirar profundamente, tomar un vaso de agua, comernos los dos un caramelo, si estamos en la sala yo tomo el cojín y le doy otro a mi hijo, la idea es hacer todo para empezar a sentirnos cómodos y tranquilos y si es algo que no sabemos que contestar se vale decir: “Te parece si lo averiguo bien y en la noche o mañana lo hablamos”.

Lo importante es poderles explicar que para hacer el amor o tener una relación sexual se necesitan esos mismos espacios de intimidad, respeto, responsabilidad y amor que desde chicos hemos trabajado con ellos.

Hacer el amor es estar muy cerca de la otra persona, pero no solo físicamente con dos cuerpos desnudos sino con el alma desnuda, con el corazón. Es entonces en esta conexión que el pene también se conecta, introduciéndose por la vagina y eso es el amor, por eso se llama así.

Hay que estar muy pendientes de que sucede con sus caritas y lo que te están diciendo sin palabras.

Cuando tú estas con alguien que quieres tanto, todo es cariño, y es un proceso tan natural que el mismo cuerpo va respondiendo a las caricias del otro.

¿Cómo pero entonces tú y papá? ¿Papá te hizo eso? ¿Duele?

“Sí mi amor nosotros hicimos eso y de ese acto de amor generalmente nacen los niños, pues es un proceso que se necesita para que justamente exista una vida”.

Aquí el tema no es darles los detalles de tu intimidad con tu pareja, sino que sepan que pueden preguntar y que lo que les vas a contestar es cierto.

Es aquí donde te puedes apoyar con libros, cuentos y videos para mostrarles imágenes.

Es muy recomendable que a los 9 años hables con ellos del proceso de la fecundación de las plantas, aprovecha esa oportunidad para explicarles a detalle, ya que es muy similar al de los humanos y después te servirá de referencia.

Conductas Dignas de Atención

  • Foco rojo en estas edades es cuando los niños están preguntando este tema a los primos o amigos grandes.
  • Tiene conversaciones de este tema con adultos que no son sus padres.
  • Busca material en internet.
  • Empieza a actuar conductas de inestabilidad.
  • Necesita saber muchísimo de sexo.
  • Repite constantemente palabras ligadas al sexo, groserías o hace señas con connotación sexual.
  • Actúa constantemente un encuentro sexual o conductas animales de reproducción.

Esta curiosidad los puede llevar a ver imágenes que no son sanas y es importante explicarles que esas imágenes que entran por sus ojos y oídos no se borran nunca.

En situaciones de foco rojo puedes separarlo y decirle: ¨¨Vamos a hablar porque no quiero que te estés haciendo una idea diferente del acto real, quiero que estés bien informado por mi, que te respetes a ti mismo y a los demás.”

Adolescentes

Conductas Sanas

  • Curiosidad por las relaciones de pareja.
  • Pláticas o chats de horas con sus amigos.
  • Mirarse en el espejo.
  • Muchas selfies.
  • Interés en temas de relaciones sexuales.
  • Pasan mas tiempo con el sexo opuesto.
  • Empiezan relaciones en donde hay contacto físico; abrazos y besos.
  • Envían mensajes anónimos con palabras o frases que no se atreven a hacer en persona.
  • Se sienten feas/feos.
  • Sentimientos de soledad y exageración de los estados de ánimo.
  • Desorden en su habitación.

Conductas Dignas de Atención

  • Aislamiento de sus amigos.
  • Constantes llamadas del colegio por conducta.
  • Inicio de borracheras.
  • Contacto con cigarro de tabaco o marihuana.
  • Participación en pleitos.
  • Participación en conflictos de redes sociales.
  • Conflictos en sus grupos de amigos por lo menos 2-3 al mes.
  • Cambios de pareja constantes, cada 2 meses.
  • Actuar de una forma oculta (cambios de ropa, maquillaje, conductas ligadas al alcohol, cigarro, bares, manejo de autos, horarios, etc.) frente a los padres de familia.
  • Atracones de comida y pasar mucho tiempo en el baño.
  • Comunicación de soledad en redes sociales.
  • Like a paginas de imágenes suicidas, a personajes agresivos o que proyecten dolor.
  • Constantes conversaciones de temas prohibidos, de armas, alcohol o drogas.
  • Cambios repentino de amistades.
  • Exponerse constantemente en público con su pareja (intercambio de caricias públicas).
  • Constante búsqueda de pornografía.
  • Falta de convivencia familiar, de 7 días los 7 tiende a aislarse.
  • Se muestra enojado triste o callado la mayor parte del tiempo.
  • Cubre su cuerpo de manera constante.
  • No comparte sus sentimientos con la gente cercana.

 

En el mundo que hoy viven nuestros hijos tienen demasiada información e imágenes principalmente a través de internet, por lo que necesitamos estar preparados para poder hablar con ellos de temas como:

  • Cambios físicos en su cuerpo: Aparición de bello, cambio de voz, etc.
  • Masturbación
  • Erección al despertar
  • Excitación al dar un beso
  • Hacer el Amor vs Relaciones Sexuales
  • Pornografía

Abrir un canal para poder hablar:

– Anticípale que cuando tenga una novia o un novio y se empiecen a dar un beso son muchas las sensaciones en el cuerpo y explícale que puede tener la capacidad de parar o de frenar. Recuérdale que hay espacios íntimos para que no se estén besando en frente de todo el colegio.

– “Puede ser que tu cuerpo ya este listo, pero tu alma y tu corazón también lo tienen que estar para hacer el amor”. “Tiene que ser un acto verdadero, por amor, no por experimentar¨. ¿Te vas a sentir bien después de hacerlo? ¿Estás listo(a) para asumir las consecuencias? ¨Nadie te puede presionar¨ ¨Quien te quiere acepta tus condiciones y espera a que estés listo(a)”.

– ”Te van a mandar imágenes; ¿Cómo lo vas a ver? ¿Cuáles son los filtros que tú vas a tener a la hora de utilizar las redes sociales?. Cuando tenemos un adolescente con pornografía en el teléfono, en la computadora, con el amigo, es por falta de atención, necesitan que alguien se acerque y les diga: ¿Qué está pasando contigo? ¿Cómo te puedo ayudar?.

 

Un punto muy importante es humanizar a la persona que están viendo. ¿Qué hay detrás de esa mujer o ese hombre que se desviste para una revista, película o video?. Y también aclarar que hay escenas que ven que son totalmente sobreactuadas y todo eso genera expectativas que los confundirán en sus relaciones sanas.

En los adolescentes es muy importante hablar de límites, de respeto hacia ellos y de sus sentimientos.

Cuando un adolescente está bien informado, lo que generalmente sucede es que tardan más en empezar una vida sexual activa. Un adolescente que no habla en su casa, que no tiene información, que no sabe lo que siente, generalmente es el adolescente que va por la vida probando y probando.

Necesitan padres que los escuchen sin juicios y sin descalificar sus sentimientos.

Acompaña a tu hijo en su proceso de aprendizaje en cada una de sus etapas para que crezca con una educación sexual saludable.

 

Marigela Zamudio

Fundadora Padres Asertivos

padresasertivos.com

www.facebook.com/padresasertivosconmarigela/

 

y

Cathy Calderón de la Barca

Psicóloga Clínica

Twiter: @terapia4

Suscríbete a nuestro portal y forma parte de la mejor comunidad de padres conscientes:

Respetamos tu privacidad, no enviamos spam.

To Top