bebe

Cuidando el sueño de nuestros niños

Consejos a tener en cuenta para ayudar a los niños a conciliar el sueño.

Es sumamente importante saber como facilitar el descanso óptimo de nuestros hijos. La horas de sueño van disminuyendo según crecemos pero en la infancia el sueño ocupa un importante lugar que debemos cuidar para que se convierta en un hábito saludable, ya que es un pilar fundamental para el correcto desarrollo del niño. Es muy importante mantener una higiene del sueño firme y evitar posibles problemas asociados.

En la actualidad estamos observando un aumento en las dificultades de conciliar el sueño en los niños, así como de pesadillas o desvelos nocturnos. No es extraño, si tenemos en cuenta que, en la actualidad, los niños reciben un exceso de estímulos sensoriales que sobrecargan su sistema nervioso, que además, les falta movimiento físico, ritmo y rituales en la vida cotidiana. Por otra parte, la neurociencia ya ha destacado las consecuencias del mal dormir en los primeros 6 años de vida y su relación con la irritabilidad e inquietud durante el día, además de la significante pérdida en sus capacidades de aprendizaje, ya que es durante la noche que el cerebro organiza e integra la información y percepciones recibidas durante el día.

 

A continuación les presento algunas recomendaciones y pautas para la adquisición de unos buenos hábitos de sueño.

 

Es importante la creación de una especie de ritual en los momentos previos a irse a la cama. El mantenimiento de estos ritmos beneficiará de forma significativa la adquisición de la rutina que queremos instaurar: hora del baño, la cena, cuento, canción… Uno de los mayores ayudantes en la crianza y educación de los niños es el ritmo. Los actos repetidos, las rutinas y ritos, nos ahorran grandes esfuerzos a todos, tiempo, energía y berrinches. Es fundamental crear un ambiente agradable y asociarlo al momento de ir a dormir, evitando alargar demasiado la rutina de irse a dormir.

 

Prueba dormir a tu hijo a la misma hora y con la misma secuencia de actividades, eligiendo preferentemente siempre una misma nana, canción o rima, que sirva de referencia. En pocas semanas verás que el dormir no presentará conflicto. Estos horarios deben ser siempre los mismos e iremos modificándolos según lo requiera la edad del niño.

 

Las imágenes audiovisuales alteran y sobreactivan la mente del niño, por lo que al menos 2 horas antes de acostarse habrá que evitarlas.

 

Debemos aportarle imágenes tranquilas y nobles. Narrar un sólo cuento por noche, sin exagerar, ni dramatizar nuestra narración. Es preferible mantener un tono tranquilo y neutral. Al finalizar el cuento, es importante tener una canción o rima final que sea siempre la misma, el niño al escucharla, entornará sus ojitos automáticamente, envuelto por la costumbre, como una mágica señal.

 

Debemos hacer que el niño se acostumbre a dormir en su propia habitación, en su cama. Ser firmes en estos aspectos evitará a la larga distintos problemas. El acto de llevarlo a la cama no tiene por qué estar vinculado a una única persona, sino que otros, como el papá, la abuela o la asistenta, podrán asumir también esta tarea.

 

Qué actividades tuvo el niño por la tarde. ¿Salió afuera, corrió, saltó y se cansó sanamente o estuvo sentado con la tablet o simil? Lo primero ayuda a conciliar el sueño y lo segundo, evidentemente lo entorpece. De todas formas hay que evitar las actividades físicas estimulantes en las horas previas al sueño.

 

 Es importante conocer las preocupaciones de nuestros niños, hablar de ellas durante el día y reducir la ansiedad con cuentos, rimas o representando situaciones con las posibles soluciones basadas en el humor y el cariño.

 

A veces, los niños a los que les cuesta dormir y duermen menos, es porque están pasados de rosca. Habrá que revisar las rutinas inadecuadas y corregirlas de acuerdo a las recomendaciones presentadas.

 

Si en la noche el niño llora o se queja, es mejor esperar un poco antes de intervenir, pues es posible que vuelva a dormirse sin necesidad de nuestra atención.

 

La alimentación también influye. Los azúcares refinados no son buenos para nadie, pero hay niños especialmente sensibles a los que unas galletas con chocolate les alteran sobremanera.

 

Rima para dormir

El Enanito Rompompom de Tamara Chubarovsky. DVD Rimas y Juegos de Dedos.

Ve aquí el vídeo de la Rima Rom Pom Pom. Clic aquí. 

Descripción: La rima empieza con gran energía, con sonidos y acciones dinámicas, sin embargo el sonido de absorber y las tres “sh” finales, producen una inmensa calma y aquietamiento, sobre todo si las decimos con esa intención. Así conseguimos una transición de la actividad a la calma, ideal para cuando el niño se va a dormir a la noche, para la siesta, o para antes de un cuento u actividad relajada.

A veces es difícil llevar a los niños de una actividad dinámica a una tranquila, no podemos forzarles a “cambiar de chip” de repente. Debemos responsabilizarnos y ofrecer actividades (una canción, una rima, un juego…), que ayuden al niño, de manera natural, a hacer ese cambio.

Tamara Chubarovsky

Tamara Chubarovsky

Pedagoga Waldorf at Voz y movimiento
Terapeuta del lenguaje, especializada en crecimiento personal a través de la voz y en el desarrollo sensomotor y del lenguaje en la infancia.Creadora de su propia metodología de "voz y movimiento", comparte sus conocimientos e investigaciones a través de sus publicaciones de libros, DVD, cursos, ponencias y formaciones a nivel internacional. www.vozymovimiento.com
Tamara Chubarovsky

Tamara Chubarovsky

Terapeuta del lenguaje, especializada en crecimiento personal a través de la voz y en el desarrollo sensomotor y del lenguaje en la infancia. Creadora de su propia metodología de "voz y movimiento", comparte sus conocimientos e investigaciones a través de sus publicaciones de libros, DVD, cursos, ponencias y formaciones a nivel internacional. www.vozymovimiento.com

To Top