mamá

Cómo hacer tu vida una prioridad

Las mujeres tendemos a querer cuidar de todas las personas a nuestro alrededor, aunque a veces eso significa que dejamos de lado lo que es realmente importante o el cuidar de nosotras mismas. Por alguna razón cultural, que no entiendo, cuando decimos que NO a algo que nos piden, nos sentimos culpables o nos da miedo lo que piensen de nosotras (nos da miedo “caer mal”). No sé de dónde viene esta culpa producto de establecer límites, pero está dañando mucho nuestras propias fronteras  energéticos y el diseño de la vida que queremos llevar.

¿Eres de las que te cuesta poner límites y decir NO? ¿Sientes que tu lista de cosas por hacer es interminable y que no tienes tiempo para ti misma? ¿Cargas con responsabilidades que no te pertenecen? ¿Te cuesta sacar tiempo para las cosas que te hacen feliz? El tema es que si no ponemos nuestra vida como una prioridad en la lista de cosas por hacer, alguien más lo hará por nosotras. Lo mismo ocurre en el mundo de las emprendedoras, si no establecemos qué es importante para nuestro negocio o cómo manejamos el tiempo, alguien más lo hará y viviremos trabajando para otras personas y sus necesidades.

¿Cómo podemos pasar más tiempo haciendo aquellas cosas que son importantes para nosotras? 

Todas tenemos las mismas 24 horas al día, el tema es cómo escogemos manejar ese tiempo para invertirlo en las personas que son importantes y haciendo cosas que realmente queremos hacer.

Paso 1: Identifica qué es importante para ti, cuáles son las prioridades en tu vida y quienes son los VIP en tu lista

Haz una lista de qué es importante para ti en tu vida. Puede ser tu familia, tu tiempo de ocio, tu carrera, tus hobbies y las cosas que amas hacer. Lo primero para poder establecer a qué decir que SÍ y/o a qué decir que NO, es decidir qué es importante para ti. Es como la frase que dice: si no sabes a qué puerto estás navegando, ningún viento será favorable. Si no sabes cuáles son tus prioridades, no sabrás si estás apoyándolas con tus decisiones entre SÍ y NO.

En tu lista VIP escribe quienes son importantes para ti y que siempre estarán por encima de los no VIP. Por ejemplo, tus hijos, tu pareja o tus padres. Esta lista te ayudará a la hora de decidir bien qué hacer con tu tiempo. Observa también cuando hayan cosas que parecen ser para personas VIP, pero que en realidad no lo son.

Paso 2: Toma una pausa y sé consciente de cuándo dices que si o que no.

A veces, no nos damos cuenta cuándo aceptamos cosas que no queríamos hacer o que pensándolo bien, sentimos que no debimos haber aceptado. Si observamos y  hacemos una pausa antes de decir que sí, podemos identificar cuándo estamos cayendo en la trampa de aceptar algo que no queremos aceptar.

El otro día una amiga me contaba que una mamá del colegio de sus hijos, que ella no conoce bien, le pidió un favor para algo que estaba organizando en la escuela. Ella se sintió mal de decir que NO, porque quería quedar bien con las mamás y aceptó. Al principio ella pensó, esto es para una persona VIP en mi vida (su hijo), pero luego cuando lo analizó bien se dio cuenta de que era para una persona no VIP, porque el favor era para que esta persona cumpliera con su agenda. En realidad este favor no era para su hijo, con quién SÍ quería compartir ese tiempo libre que tenía.

A veces, necesitamos solo una pausa para determinar si lo que vamos a aceptar es parte de nuestra prioridad de vida o no. No reacciones impulsivamente diciendo que SÍ, solo porque sientes que tienes que responder en ese momento. Puedes ganar tiempo para pensar en la respuesta diciendo: “Déjame mirar mi agenda y te aviso” o “voy a considerarlo y te confirmo si puedo”. No te sientas obligada a decir que sí a todo lo que te piden, aprende a decir que no más a menudo, de una manera en la que te sientas cómoda.

Paso 3: Controla tu tiempo libre.

Este paso es muy importante, porque a medida que vamos liberando tiempo para nosotras mismas, tenemos que cuidar de no terminar empleándolo en otras cosas que no son importantes. A mi me ha pasado, que a la vez que voy logrando alcanzar tiempo para mí delegando en el trabajo muchas tareas que antes hacia yo, me doy cuenta de que utilizo mis horas libres en cosas que no son importantes, como las redes sociales por ejemplo. ¿Por qué me ocurre esto? Porque no tengo claro en qué quiero gastar mi tiempo libre ahora que tengo más de él y qué es importante para mi. Esto es como el dinero, cuando tenemos extra, si no sabemos qué queremos comprar, terminamos invirtiéndolo en cosas que no son importantes.

El tiempo libre es el momento perfecto para hacer aquello que nos relaja y que nos hace felices. Es también el momento ideal para pasar tiempo con nosotras mismas y disfrutar de la vida.

Paso 4: Empieza con pasos pequeños

No es necesario que digas NO a todo de un momento a otro. Puedes empezar lento, diciendo NO a las cosas que realmente están lejos de ser importantes y en el camino puedes ir analizando cómo diseñas tu vida. Recuerda que si no tienes claras tus prioridades, no ganas nada con decir que no a todo, porque igual el tiempo o la energía libre probablemente no estarán en las cosas que sí son importantes.

Paso 5: Aprende a pedir ayuda

He escrito anteriormente sobre lo importante que es pedir ayudaAl pedir ayuda, estás liberando tu tiempo y energía para las cosas que son importantes para ti y estás abriendo el canal de recibir, que es un flujo de abundancia importante. No podemos pretender hacer todo nosotras mismas, aparte de que no es realista, nos estamos desgastando y dejando de lado nuestra vida.

No te sientas culpable

No te sientas culpable por establecer prioridades en tu vida y liberar tu tiempo para ellas. La vida en realidad es muy corta y pasamos mucho tiempo tratando de complacer a otros y de ayudarlos a cumplir con lo que ellos necesitan de nosotras. Entregamos mucho de nuestro poder, por miedo a caer mal o al qué pensarán. Peor aún, permitimos que otros nos manipulen en creer que somos malas personas por decir NO o por no invertir nuestro tiempo en ellos. El problema es que se nos puede ir una vida entera haciendo cosas para otros y dejando de lado lo que SÍ es importante, como nosotras mismas o nuestra familia.

A mí me tomó mucho aprender a decir que NO, hice demasiadas cosas que no quería hacer por largo tiempo, inclusive a veces todavía las hago porque acepté sin tomar el tiempo para pensarlo. Espero que estos consejos te sirvan para que decidas hacer de tu vida una prioridad y conocerte mejor. Recuerda siempre lo corta que es esta experiencia terrenal y a quién cedemos nuestro poder.

Con cariño,

MJ 

Te interesa:

Todo lo que necesitas está en ti

La importancia de “lo que digo” y “como lo digo”

Ayuda para cuando una madre está agotada

María José Flaqué
Sígueme

María José Flaqué

Profesora de yoga, Conferencista y Health Coach at Mujer Holística
María José Flaqué es una emprendedora de negocios digitales entre los cuales están Mujer Holística y Mujer Holística Emprendedora. La primera, dedicada a la salud holística, la meditación y el bienestar, en tan sólo tres años se ha convertido en una plataforma líder en países como México y Colombia.

Mujer Holística Emprendedora es un proyecto más reciente que está enfocado en apoyar y capacitar mujeres para que incursionen en el campo del emprendimiento consciente.
María José Flaqué
Sígueme

Latest posts by María José Flaqué (see all)

María José Flaqué

María José Flaqué es una emprendedora de negocios digitales entre los cuales están Mujer Holística y Mujer Holística Emprendedora. La primera, dedicada a la salud holística, la meditación y el bienestar, en tan sólo tres años se ha convertido en una plataforma líder en países como México y Colombia. Mujer Holística Emprendedora es un proyecto más reciente que está enfocado en apoyar y capacitar mujeres para que incursionen en el campo del emprendimiento consciente.

To Top