apurate

¡Apúrate, mi hijita!

  La prisa no te permite ver con claridad a dónde vas, y por eso equivocas tus prioridades. En consecuencia, te has vuelto impaciente, nervioso e irritable y has dejado de contactar tus propias necesidades y las de los que te rodean. ¿Tienes la impresión de que el tiempo transcurre a gran velocidad, que se […]

Leer más
To Top